A pesar de la crisis en la que está sumida la educación superior pública, algunos docentes continuaron impartiendo clases en las aulas dentro de un panorama limitado.

El presidente de la Asociación de Profesores de la UNEG (Apuneg), Raúl Brito, denuncia que el gobierno venezolano busca “estrangular” a las universidades públicas con presupuestos insuficientes para cubrir, incluso, gastos básicos. La indolencia oficial ante una institución que arrastra numerosos déficit y alta deserción es otro intento de la dictadura en ensombrecer el futuro del país y apostar a la ignorancia como caldo de cultivo para su modelo de dominación.

El vicerrectorado publicó un comunicado en el que anuncia la reprogramación de las clases, que comenzarán el 19 de febrero, debido a insuficiencias presupuestarias que impiden pagar el comedor y el transporte.

Mientras la coordinación de pregrado asegura que están listas 10 de las 11 aulas reacondicionadas en el campus, Apuneg asegura que solo cuatro están disponibles.

Trabajadores de la Briquetera de Venezuela exhortaron al ministro de Industrias, Juan Arias, a cumplir con los reclamos laborales que hace una semana presentaron a la presidencia de la industria.

Los estudiantes alegan que por la situación del país no han podido ver suficientes clases como para aprobar las materias, y solicitan poder retirarlas para no calificar como aplazados cuando se apliquen evaluaciones.

El Decanato de la Universidad de Oriente se mantiene tomada por 80 estudiantes, en reclamo a la resolución que cancela los cambios a la carrera de medicina.

Las precarias condiciones de la UNEG Villa Asia retratan la consecuencia de años de desinversión por presupuestos deficitarios. Al presidente de Apuneg, Raúl Brito, no le sorprende que la rectora María Elena Latuff haya comunicado el aplazamiento del inicio del semestre 2016-II del 10 al 31 de octubre por falta de recursos, pues son años de denuncia de falta de inversión en la infraestructura, y de sobrevivir con un presupuesto deficitario de hasta 75 por ciento.

Vía Twitter, las autoridades anunciaron que el nuevo periodo académico comenzará el 24 de octubre. Las carencias se extienden al servicio de transporte y mantenimiento de la planta física.

La superintendencia explicó que debe aprobar las estructuras de costos para avalar el aumento de matrículas.

Página 1 de 2