Las paralizaciones son de cuatro horas. El secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, aseguró que el conflicto llegará a feliz término cuando los llamen a negociar la nueva convención.