Los ajustes salariales de la industria maderera se realizaban en función del INPC, que el Banco Central de Venezuela no difunde desde hace más de dos años. 

El producto se consigue en Bs. 1.127 en Ciudad Guayana.

Las ventas van en dirección contraria a los precios: en picada. “Ni siquiera vendemos el 30% de lo que vendíamos antes. Después de la fiscalización (2013) todo se echó a perder”, consideró Salum.

En tiempos de intensa inflación y escasez, el asalariado sufre con creces las limitaciones económicas. Acá algunos relatos que dan cuenta de los sacrificios y penurias del venezolano.

Los precios subieron con mayor intensidad en Puerto Ordaz, comparado con San Félix, de acuerdo con el estudio mensual de la UCAB Guayana, que precisa que la inflación fue de 7,87% en Puerto Ordaz en octubre, la más alta del año.

La apertura de juicio del trabajador, preso desde hace siete años, fue reprogramada para el 20 de este mes, fecha en que voceros d...

El secretario de acta y correspondencia reclamó la activación de las líneas de producción del primer eslabón del sector aluminio, ...

Al cumplirse siete años del encarcelamiento del trabajador de Ferrominera Orinoco acusado de asesinato durante una asamblea en el ...

En una cruzada nacional, dirigentes sindicales aspiran unirse para enfrentar la actual crisis laboral, reclamar una medida cautela...

Los ajustes salariales de la industria maderera se realizaban en función del INPC, que el Banco Central de Venezuela no difunde de...