La campaña electoral inició el pasado domingo. Por un lado hay quienes sostienen su posición de definir este proceso como fraudulento por sus condiciones, mientras otros luchan por convencer una vez más al electorado de no dejar de participar en los comicios de presidente y consejos legislativos.

“Votar no es sinónimo de elegir”, señala el Centro de DD HH de la UCAB al fijar posición sobre la convocatoria de elecciones presidenciales para el primer cuatrimestre del año por parte de la asamblea nacional constituyente.

El proceso de legalización agarró a los partidos de la MUD en un debate interno sobre la posición que tomarán respecto a la convocatoria de las presidenciales. Tanto AD como PJ aceptaron ir a una nueva legalización, luego del fallo del Tribunal Supremo de Justicia que excluyó a la MUD, alegando que no es permitida una doble militancia partidista, ya que la coalición contiene de por sí a los partidos opositores que la componen.

El Grupo de Lima crece: Washington se suma al bloque de los 14 países que rechazan la dictadura de Maduro.

"Son las urnas, las de verdad, las que tienen ley, controles y garantías las que pueden sentar las bases de la convivencia", expresó con dureza el presidente español.

Destaca que el propósito primordial de los comicios de gobernadores es la descentralización política y recuerda que la convocatoria a estas elecciones no fue resultado de la ilegítima Constituyente.

Para la campaña de cara a las primarias de la MUD, el Movimiento Progresista de Venezuela trabajará en el tema electoral, activismo y el voto activo, basado en el plan de recopilación de datos y movilización del voto duro.

Lunes, 14 Agosto 2017 00:00

Gremialismo en peligro

El analista en temas laborales asegura que tras la elección de la Asamblea Constituyente se observa un afinamiento de la represión selectiva que, en los últimos cuatro días, se ha concentrado el estado Carabobo con la detención de dirigentes gremiales del sector enfermería, contadores y educadores.

Aunque no con la misma fuerza del jueves pasado, el lado oeste de la ciudad hizo un alto durante todo el día. Las amenazas oficiales mermaron la protesta; sin embargo, locatarios y trabajadores, conscientes de la realidad país, se las ingeniaron para sumarse a una protesta que apuesta por una calidad de vida mermada por el desgobierno y que no hace justicia a su trabajo. El trabajo de cientos de guayacitanos que sin fuero sindical alguno arriesgaron su estabilidad laboral por un mejor país. San Félix apenas se desmovilizó. Y fue por transporte público.

La baja circulación de unidades en Alta Vista y Unare contrasta con la supuesta fidelidad oficialista de los choferes de la que ufanaba un día antes la Confederación Bolivariana de Transporte.

Página 1 de 5