Los ajustes salariales de la industria maderera se realizaban en función del INPC, que el Banco Central de Venezuela no difunde desde hace más de dos años. 

Luego de la concentración en la plaza Bolívar se dirigirán hasta la sede de la Gobernación, luego al Palacio Legislativo y a la Defensoría del Pueblo para entregar, en estas instituciones, un documento en el que solicitan formalmente la activación estatal para que se cumpla con este mandato de ley.