La empresa reclama que el sindicato Muralla Roja y su líder, Andrés Escalona, hayan presuntamente hurtado dos gandolas con material estratégico para el III Puente sobre el Orinoco, y los implicados, a quienes también acusan de extorsión -y fueron imputados- estén libres.