Martes, 14 Marzo 2017 00:00

“No vamos a dejar que haya impunidad en el caso de Joel Alcalá”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
“Vamos a ir hasta las últimas consecuencias en este caso para marcar un precedente en Guayana”, expresó el presidente de Alcasa y Corpoalum “Vamos a ir hasta las últimas consecuencias en este caso para marcar un precedente en Guayana”, expresó el presidente de Alcasa y Corpoalum Fotos William Urdaneta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Joel Alcalá tramitaba regreso a Sutralúmina para repetir elecciones antes de ser asesinado

barra 4naranja220

Directivo de Sutralúmina: “Las diferencias eran ideológicas, no personales”

barra 4naranja220

Asesinan a tiros a dirigente sindical de Bauxilum Joel Alcalá a plena luz del día

 

El presidente de la Corporación del Aluminio y de la estatal Alcasa, Ángel Marcano, no dudó este martes en catalogar el asesinato del dirigente sindical de Bauxilum, Joel Alcalá, como un sicariato. “No le quitaron nada, le dispararon y se fueron. Hicieron la tarea y se fueron, es evidente que estamos delante de un sicariato”, aseveró, rodeado de los presidentes de Venalum y Carbonorca -Luis Augusto Jiménez y Juan José Méndez, respectivamente- y dirigentes sindicales de las estatales de Guayana.

Los presidentes de las empresas de Guayana han tenido años de reuniones políticas, arando en el mar del Plan Guayana Socialista y el reimpulso de las industrias del hierro, aluminio y acero.

Este martes, tres de los titulares convergieron en la sede de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) para repudiar el asesinato del ex secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria de la Alúmina, Bauxita y sus Derivados (Sutralúmina), quien fue interceptado por un par de motorizados que abrió fuego en su contra minutos después de salir de Bauxilum, donde informó del dictamen del Consejo Nacional Electoral (CNE) que avalaba su participación en los comicios de 2015 y, por ende, anulaba el proceso en el que fue proclamado Silvano Moreno como cabeza de la organización sindical.

El asesinato quebró la tensa calma en las empresas básicas, pues la violencia armada no es común en las industrias. De hecho, Alcalá es el primer dirigente sindical en las industrias de Guayana en ser asesinado: un modus operandi que en la región era exclusivo del sector construcción o de la anarquía minera, al sur de Bolívar.

“Repudiamos este hecho, hemos sido siempre enemigos de la violencia, sobre todo en las empresas básicas que son ejemplo de lucha en el país. Guayana es una región muy particular porque es la única en el país donde hay asambleas todos los días, donde se respeta la democracia sindical y donde cualquier diferencia se dirime electoral y legalmente. No es cultura de las empresas ni de los trabajadores ni de la dirigencia sindical de las empresas el sicariato o el utilizar armas de fuego, eso formaba parte de un pasado donde actuaban cabilleros y mataban trabajadores, desaparecieron a Melchor Rosas, eso se había venido superando”, resaltó Marcano, afligido.

 

Alcalá es el primer dirigente sindical en las industrias de Guayana en ser asesinado: un modus operandi que en la región era exclusivo del sector construcción o de la anarquía minera, al sur de Bolívar.

 

Aseguró que, incluso, en el sector aluminio, los dos últimos contratos colectivos se han firmado sin necesidad de movilizaciones de calle, “hay un altísimo nivel de responsabilidad, compromiso, lealtad hacia sus compañeros y eso que ocurrió ayer nos preocupa y debemos ocuparnos para que no se convierta en una espiral de violencia en esta región”.

Marcano informó que tras el asesinato de Alcalá, quien formó parte de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas de Venezuela de la Ciudad, el Campo y la Pesca, pidieron a la Fiscalía General de la República nombrar fiscales nacionales para investigar el caso. Los fiscales fueron recibidos este martes por la presidenta de Bauxilum, Leslie Turmero, quien no estuvo en la rueda de prensa.

“Me comuniqué con representantes del Cicpc y Sebin y vamos a tener reuniones de coordinación porque no vamos a dejar que haya impunidad, vamos a ir hasta las últimas consecuencias en este caso para marcar un precedente en Guayana (…) y se aplique todo el peso de la ley a los autores materiales e intelectuales, a todos”.

El presidente de la Corporación del Aluminio mencionó que en el estado Miranda fue asesinado un dirigente sindical hace dos días “y no quisiéramos creer que esto guarda relación (…) Estamos convencidos que detrás de la muerte de Joel está alguien, no fue una muerte normal y fue inclusive vista por trabajadores que en ese momento pasaron y vieron cómo cobardemente los motorizados lo asesinaron”.

“Sabemos que tarde o temprano, las instituciones del Estado van a dar con el culpable tanto material como intelectual y los siniestros motivos que estuvieron detrás del asesinato de nuestro compañero de clase, Joel Alcalá”, agregó el presidente de Carbonorca, Juan José Méndez.

Niegan padrinazgo a grupos de choque

Pese a que en diversas oportunidades, trabajadores de las empresas básicas han denunciado la existencia de fuerzas de choque armadas que, aseguran, cuentan con el aval de funcionarios gubernamentales, Marcano negó que desde las industrias se apoye a grupos violentos.

“Soy dirigente con 35 años de vida sindical y nunca he cargado una pistola en la cintura, cualquier diferencia la resolvemos en el debate. Podrá haber una escaramuza pero que haya bandas armadas de trabajadores de las empresas básicas, estoy en desacuerdo (…) Aquí cualquier dirigente sindical puede decirles cuándo algún dirigente o directivo ha usado bandas para enfrentarlos a ellos, eso no ocurre en el sector aluminio, que haya un grupo externo que tenga un choque con algunos trabajadores es otra cosa pero que es promovido desde la institucionalidad, eso está negado”, sostuvo.

“Promovemos políticas, nuestros ideales con nombre y apellido. Otros promueven sus ideas, debatimos y luego los trabajadores deciden. Eso ocurre solo en Guayana, por eso los trabajadores tienen tanta fuerza”, expresó.

El presidente de Carbonorca, Juan José Méndez, coincidió en la inexistencia de grupos violentos en las industrias del Estado. “¿Cómo que se tiene una banda, o una fuerza de choque y matan a nuestros dirigentes? eso es una muestra de que no tenemos bandas, no tenemos ni siquiera resguardo personal”, agregó.

Debe recordarse que en 2011, cuando la conflictividad en el sector aluminio repuntaba por la mora en la discusión de las convenciones colectivas, el Gobierno infiltró a hombres armados dentro del movimiento sindical para controlar los conflictos y coaccionar a la dirigencia.

Uno de los ejemplos más palpables de esta realidad fue cuando en mayo de ese año, el entonces secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Alúmina (Sutralúmina), José Luis Morocoima, fue tiroteado cuando protestaban por mejores salarios en el sector. Sus agresores, vinculados a la organización de la construcción Muralla Roja, salieron en libertad a los días y con medidas de presentación.

Ese mismo mes, en la empresa vecina CVG Venalum fue fotografiado el otrora presidente de la estatal, Rada Gamluch, junto a hombres armados cuando intentaba irrumpir en una protesta laboral.

Eventos similares ocurrieron en Carbonorca y en Alcasa con el amparo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

HenryAriasArias: “Pudiera estarse reviviendo esa época que no queremos que vuelva”

Delincuencia estructural

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa), Henry Arias, el único de tendencia opositora que estuvo en la rueda de prensa, coincidió en que la violencia sindical no se hacía evidente desde hace años e hizo énfasis en la delincuencia estructural que afecta a todos los trabajadores de las industrias de Guayana, más allá del asesinato puntual de Joel Alcalá.

“Teníamos mucho tiempo que no ocurría este tipo de cosas en el movimiento sindical, los años 2004, 2005 hasta 2007 murieron muchos dirigentes sindicales de la construcción y de las empresas también y esto llama poderosamente la situación porque pudiera estarse reviviendo esa época que no queremos que vuelva”, advirtió.

Sin embargo, puntualizó que el problema de la delincuencia y la impunidad es profundo. “Hay un silencio escandaloso con el tema de la delincuencia en la ciudad, que no se trata solo de Joel Alcalá, que a nosotros en Venalum, Alcasa y Carbonorca nos han matado ocho trabajadores en su parada, de madrugada o a las 11:00 de la noche esperando su transporte; autobuses que los han desviado para atracarlos. Ojalá y la Fiscalía General o a quien pueda interesar, pueda hacer una auditoría minuciosa de los cuerpos policiales porque estamos desamparados”.

“Ojalá pudiéramos apartar nuestras diferencias y salir en una marcha contra la delincuencia, porque estamos solos y por eso es recurrente, me atracaron, me quitaron la camioneta, eso que le pasó a Joel Alcalá pudo pasarme a mí o al compañero Ángel Marcano, la cosa es más profunda de lo que imaginamos con el tema de la delincuencia”, resaltó.

24 horas después del asesinato, los dirigentes del sector aluminio desconocen el avance de las investigaciones, pero confían en que esta vez sí habrá justicia.

Visto 1642 veces Modificado por última vez en Miércoles, 15 Marzo 2017 14:59

La materia prima entregada a las empresas privadas alcanza para 45 días de producción. Aunque el cordón de fabricación del materia...

A las 6:00 de la tarde de este martes se concentrarán en la redoma de Chilemex en protesta por el auge delictivo. ...

Representantes del gremio panadero propusieron que sean las asociaciones de panaderos los que se encarguen de la distribución de l...

Delincuentes asaltaron su residencia la mañana de este lunes para robar y asesinaron al director de Camcaroní y presidente de la C...

En Ciudad Guayana no han arrancado las fiscalizaciones, pero el temor en el sector es creciente. Los inventarios en panaderías vis...