Domingo, 24 Enero 2016 00:00

Central Bolivariana pretende resolver la crisis industrial en Guayana con más mesas de trabajo

 
Valora este artículo
(1 Voto)
 

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  Sidoristas: “La visita del nuevo ministro para nosotros, es solo eso, una visita”

■  Sin ajuste macroeconómico habrá mayor inflación, recorte en importaciones y liquidación de divisas

■  Plan Guayana Socialista antepone agenda social antes que la recuperación de las empresas básicas

■  PSUV Bolívar busca consuelo tras dos semanas de derrota electoral

 
     

Aún no hay fecha para la instalación del Consejo Económico Productivo Nacional en Guayana, pero la dirigencia cree que puede ser esta semana con la participación de todos los sectores.   

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Como quien descubre el agua tibia, los dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) han llegado a dos grandes conclusiones: que el modelo rentista se agotó y que la región Guayana tiene el potencial para ser la alternativa no petrolera.

Sus ideas las exponen a propósito del Decreto de Emergencia Económica presentado por el presidente Nicolás Maduro para su aprobación en la Asamblea Nacional y el reconocimiento de una emergencia nacional devenida exclusivamente, según el Ejecutivo, por la caída de los precios del barril del petróleo y la “guerra económica” impulsada por la oposición.

Con esas premisas, el trabajador de la Juventud del PSUV e integrante del Consejo Nacional Económico Productivo, Ernesto Rivero, aseveró en rueda de prensa que “ya no hay espacio para el modelo rentista” y que, por lo tanto, la crisis es una oportunidad para “los que queremos a la patria”.

Rivero, quien también es trabajador de Bauxilum, resaltó que por esas razones Maduro ha convocado a todos los sectores para “reconocer que hay un problema en el país”, al tiempo que felicitó el “carácter dialéctico” de la revolución “que llama a buscar soluciones”. 

Tal como lo ha dicho el partido rojo, Rivero condenó que la Asamblea Nacional, de manera mayoritaria, haya negado el decreto y se haya “puesto de espaldas al país”.

El pasado viernes 22 de enero, los parlamentarios concluyeron que el fondo de la crisis no ha sido reconocido por el Ejecutivo y que su salida a la crisis es el mismo camino por el cual ya transitó el país en los últimos años, y que por lo tanto no podían extender más poderes al Gabinete que ha gobernado sin ningún tipo de contraloría.

Rivero, sin embargo, considera que los argumentos del Parlamento reniegan la grave crisis que “viven cada día en las colas” los venezolanos.

Nada en juego

Tanto Rivero, como el excandidato a diputado y expresidente de Alcasa, Ángel Marcano, garantizaron que no está en juego ninguna reivindicación. “No está en discusión ninguna pensión, ni ningún beneficio de la Ley Orgánica del Trabajo”, dijo el trabajador de Bauxilum, acompañado del presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, Antonio Rivas, Alfredo Spooner (Sintraferrominera) y Pedro Perales (Sutralum).

El compromiso es abrir las mesas en Guayana, tal como se hizo en 2009 con el Plan Guayana Socialista, y en 2015, con su reedición.

Rivero considera que esa experiencia, que hasta ahora solo ha acentuado la caída de la producción, es una experiencia que “hoy está capitalizando logros que se discutieron con los trabajadores”.

En ese sentido se comprometió a abrir esas mesas del Consejo Económico Productivo Nacional en Guayana.

Errores “insignificantes”

Marcano, quien en las pasadas elecciones salió derrotado, defendió el modelo económico de Hugo Chávez y ahora de Nicolás Maduro. “Por supuesto que hemos tenido errores, pero errores los comete cualquiera”, dijo.

Lo que nadie puede negar, defendió, es que aún en la crisis económica no se hayan garantizado los puestos de trabajo. Eso, y la instalación de un laminador y extrusora en Alcasa, son los únicos logros expuestos por la dirigencia.

Las decenas de proyectos productivos contemplados en Coniba y posteriormente en el Plan Guayana Socialista no se concluyeron, algunos tienen retrasos de hasta seis años. Empero, Marcano justificó que no se hayan alcanzado aún las metas “porque no es fácil industrializar a un país”.

En nombre de los trabajadores de Guayana, dijo, han propuesto colocar la mirada en la Región Guayana con tres grandes fuentes de divisas: el emporio industrial, el eje minero del sur y todo el sector el eje Orinoco Apure hacia los lados de Caicara.

“El cambio de modelo productivo depende mucho de lo que hagamos los trabajadores de Guayana”.

Visto 3216 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Enero 2016 19:18

La apertura de juicio del trabajador, preso desde hace siete años, fue reprogramada para el 20 de este mes, fecha en que voceros d...

El secretario de acta y correspondencia reclamó la activación de las líneas de producción del primer eslabón del sector aluminio, ...

Al cumplirse siete años del encarcelamiento del trabajador de Ferrominera Orinoco acusado de asesinato durante una asamblea en el ...

En una cruzada nacional, dirigentes sindicales aspiran unirse para enfrentar la actual crisis laboral, reclamar una medida cautela...

Los ajustes salariales de la industria maderera se realizaban en función del INPC, que el Banco Central de Venezuela no difunde de...