Trabajadores de la estatal aseguran que el descarrilamiento se produjo por impericia de la tripulación y mal estado de la vía férrea. Sin embargo, fuentes de la industria aseguran que el tramo en donde el tren perdió el control había sido rehabilitado hace menos de un año.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Una locomotora de la estatal del hierro Ferrominera del Orinoco con 80 vagones se descarriló este fin de semana en el tramo conocido como El Pilar en la ruta de Ciudad Piar a Puerto Ordaz. Los vagones estaban cargados de finos de mineral de hierro de la mina Los Barrancos.

Según información preliminar, el descarrilamiento inició en el vagón 40 ocasionando que las siguientes 23 tolvas perdieran el control y salieran de la vía, quedando apiladas y con daños evidentes. La locomotora llegó a Puerto Ordaz con 39 vagones, mientras que 17 de la cola del tren no sufrieron daños.

“Una tripulación de Puerto Ordaz vino y conformó ese tren, pusieron a rodar esas tolvas hacia Puerto Ordaz y no contaban con el conocimiento de esa vía. Tenemos tolvas destrozadas y regadas como cartas. Son 400 metros de vía férrea dañada”, informó el trabajador de Ciudad Piar, Dewel Hernández.

El accidente se produjo en medio de una protesta de brazos caídos, emprendida por los trabajadores de la industria en Ciudad Piar desde el miércoles 19 de septiembre, en reclamo del cumplimiento del contrato colectivo vigente. La huelga obligó a la empresa a diseñar un plan de contingencia.

Trabajadores señalan que en el tramo del kilómetro 90 al 96, en donde ocurrió el descarrilamiento, los trenes deben reducir la velocidad “porque las líneas no soportan el peso, se reduce velocidad para que las líneas no sufran más daño del que ya tienen por desinversión”. Presumen que quienes conducían la máquina, producto del plan de contingencia armado por la estatal frente a la huelga laboral, hicieron caso omiso a la recomendación de reducir la velocidad “por desconocimiento”, lo que ocasionó que las líneas se abrieran y se descarrilaran los vagones.

La recomendación de reducción de velocidad, dijo el trabajador, inició hace un año por falta de inversión y rehabilitaciones inadecuadas. Estiman que, tras el accidente, los trabajos de recuperación de la vía demorarán de dos a tres semanas. “Son vías en completo abandono, a las que no se les ha invertido como debe ser en cuanto a seguridad se refiere (…) El daño al patrimonio de Ferrominera merece cárcel y denunciamos públicamente a los gerentes que se empeñan en llevar la contraria a los reclamos laborales”, señaló.

Ferrominera Orinoco no se ha pronunciado sobre el descarrilamiento. Fuentes de la estatal indicaron que se estableció un comité para investigar las causas del accidente y, desde el domingo, se está trabajando en la recuperación de la vía férrea. Estiman que a finales de esta semana terminará la rehabilitación y se reanudará el proceso operativo.

Pese a que los trabajadores atribuyen el descarrilamiento a la impericia de la tripulación y a la desinversión, el tramo en el que el tren perdió el control fue rehabilitado hace menos de un año por la empresa asiática China Railway N°10 Engineering Corporation (CREC), informaron fuentes de la industria.

Hace más de dos años, además, en enero de 2016, la empresa asiática CREC anunció la culminación del proyecto de rehabilitación de 20,8 kilómetros de vía férrea de la estatal FMO que, precisaban, permitía ampliar en 20% la capacidad de transporte de mineral de hierro de la industria.

“Durante las 16 intervenciones, los trabajos se ejecutaron bajo estrictas exigencias de calidad, según altísimos estándares de los productos utilizados para la rehabilitación de la vía férrea. Tras superar varias dificultades, como el complicado medio ambiente, las condiciones climáticas, la extensión de la vía y la dispersión de los frentes de ejecución, que obligaron medidas extremas de seguridad, finalmente se cumplieron las tareas a la perfección”, informó la empresa china a través de un comunicado.