El dirigente sindical Henry Arias se refirió a casos de contratos firmados con Glencore, por 144 mil toneladas de aluminio.

El dirigente sindical de CVG Alcasa, Henry Arias, denunció los despilfarros en CVG Alcasa a partir de la firma de contratos con transnacionales que nunca se consumaron, y que hoy la empresa está en la ruina.

La mayoría de estos contratos se dieron entre 2011 y 2012. Con Glencore se firmó un contrato por 144 mil toneladas de aluminio, y 160 mil toneladas con Noble. Sin embargo, Arias señaló que de acuerdo con informes se establece que al momento del pago de recursos, los números de cuenta de los bancos donde se haría el pago eran diferentes a los que aparecían en los contratos firmados.

Con Suteb, agregó, se hizo contrato con 14 pagarés firmados por 1.750 millones de dólares, y nunca se vieron resultados.

“Firmaron un contrato con unas fulanas carpinterías de aluminio, donde los cubanos venían a enseñarnos a los venezolanos cómo instalar una carpintería de aluminio, cuando aquí en Venezuela las tenemos a la vuelta de la esquina”, denunció Arias.

El dirigente sindical agregó que hay otros contratos por 19 mil toneladas de aluminio que no solo servían para abastecer al sector aluminio, sino todo el parque industrial del país, equivalente a unas 240 empresas, hoy arruinadas.

Según Arias, son más de 700 millones de dólares en contratos firmados por Alcasa, y hoy la estatal está en la quiebra.

Template by JoomlaShine