El gremio de enfermeras y trabajadores consideran que la dolarización de sus salarios les permitirá recuperar la calidad de vida y beneficios expropiados por el régimen.

Un salario base de 180 dólares mensuales es la propuesta que el gremio de enfermeras hace para sobrevivir a la hiperinflación en Venezuela. Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras-Seccional Ciudad Guayana, explicó que esa base sería para un obrero, y aumentaría de acuerdo con el nivel técnico superior universitario y profesional de cada empleado.

La propuesta surge en vista de que, ante la devaluación de la moneda oficial, el bolívar, repuntó la dolarización de precios en el país, donde alimentos, bienes y servicios son ofrecidos en dólares.

“Hasta una harina PAN te la venden en dólares. Entonces, nosotros también exigimos que percibamos un salario en dólares, que permita cubrir nuestras necesidades básicas”, afirmó Moreno.

Agregó que la propuesta aplica para trabajadores públicos y privados, y busca recuperar el poder adquisitivo, pulverizado por los salarios de hambre impuestos por el régimen de Nicolás Maduro.

“La mayoría de los trabajadores éramos clase media, podíamos adquirir productos y hasta viajar, hoy somos una clase empobrecida, el salario ni siquiera nos permite cubrir el transporte para trasladarnos a nuestros lugares de trabajo”, cuestionó la presidenta del Colegio de Enfermeras.

Destacó también que el cálculo está hecho con base en los salarios en dólares de los países en Latinoamérica.

Carlos Mata, dirigente sindical de Sidor, recordó que en el 2007 un sidorista ganaba un salario mensual de 390 dólares; en la actualidad, apenas perciben un sueldo de 10 dólares.

“El régimen usurpador expropió los contratos colectivos, el HCM, el transporte (...) la inflación y la esclavitud de este gobierno mala paga y hambreador nos está llevando al empobrecimiento”, repudió el dirigente sindical.

Template by JoomlaShine