Trabajadores estaban concentrados en el portón principal de la empresa, cuando funcionarios detonaron sus armas para enfrentarse con los ferromineros.

Varias detonaciones por parte de efectivos del Ejército nacional causaron tensión en el portón principal de CVG Ferrominera del Orinoco. En la mañana de este jueves, un grupo de trabajadores se concentró en el lugar, desde donde saldrían en caravana hasta la redoma Chilemex. Sin embargo, los uniformados intentaron dispersar a tiros la manifestación.

"Por reclamar que las utilidades son una estafa a los trabajadores y atentan contra la estabilidad y bienestar de las familias, porque reclamamos que hay 4.000, 5.000 y 6.000 bolívares de utilidades que no da ni para comprar un par de zapatos, nos reciben a plomo limpio por decirle a Nicolás Maduro que respete la Constitución", manifestó Rubén González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera).

"No les quedó otra cosa que tratar de amedrentar a los trabajadores. Vamos a enfrentar hasta las últimas consecuencias porque tenemos razón, porque le están vulnerando los derechos a todos los trabajadores venezolanos, por eso a plomo limpio nos recibieron hoy", reiteró.

José Saracual, trabajador con 36 años de servicio en Sidor, fue testigo del hecho ocurrido a las afueras del portón principal de Ferrominera, acompañaría la caravana que se dirigía a la Chilemex, donde el resto de las empresas se concentrarían para protestar por el respeto a sus tabuladores y convenciones colectivas. "Fuimos recibidos con balas por parte del Ejército", afirmó.

"Hay como 15 casquillos que recogimos. El llamado es al alto Gobierno, que es el que tiene el control en las minas, a que vea los reclamos, porque están pagando una miseria de utilidades, y de paso lo quieren pagar en cuatro partes, algo nunca visto y que no alcanza para remediar un plato de comida", señaló Saracual.

La protesta de los ferromineros forma parte de las manifestaciones que desde hace dos meses hay en todas las empresas básicas de Guayana para reclamar respeto a sus tabuladores y rechazar una bonificación de fin de año cuyo pago sería fraccionado y en desconocimiento de la base de cálculo salarial.

 
Trabajadores llevan al menos dos meses de protesta por el respeto a sus tabuladores / Foto William Urdaneta

 Amenaza militar

A través de una nota de prensa, el partido Primero Justicia se pronunció en contra de los hechos ocurrido en el protón de Ferrominera, y denunció la amenaza militar contra los trabajadores.

“Esos trabajadores son padres de familia que hoy en día cobran salarios de hambre y miseria, porque así lo ha permitido este gobierno nefasto, corrupto y ladrón, no es problema de la masa obrera que el régimen haya decidido destruir a las empresas ejerciendo su incompetencia y mala fe contra el pueblo venezolano” denunció Rachid Yasbek, coordinador regional del partido.

"Estamos hablando de profesionales que al llegar la revolución ganaban entre 1.200 y 1.600 dólares mensuales; con sus utilidades podían vestir a sus familias y comer decentemente, mientras que muchos con el pago de los bonos de producción, renovaban sus casa y vehículos, sumado a que los salarios alcanzaban para pagar las universidades de sus hijos, muchos quienes con el sudor de su frente tenían una buena vida, honrada y generando ingresos para el país", agregó..

Asimismo, hizo mención sobre los rumores en relación a la intención de entregar las empresas del holding CVG a trasnacionales, a precios de gallinas flacas, situación que de ser cierta -indicó- es otro motivo de protesta en las industrias básicas.

Template by JoomlaShine