El gobierno de ese estado, al norte de Brasil, declaró la ‘emergencia social’ por el masivo éxodo de venezolanos, algunos de los cuales viven en refugios administrados por las autoridades e, incluso, en plazas públicas.

El gobierno del país fronterizo puso a disposición del Ejército brasileño 75 carpas para dar refugio a venezolanos sin hogar.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresó su preocupación por el trato que reciben los oriundos criollos que, ante la crisis humanitaria en su país, deciden buscar otro horizonte. Mientras, la xenofobia contra ellos crece en países como Chile.

Representantes de Biesur y de la Cámara Binacional expresan que la medida aplicada en la frontera con Colombia podría surtir el mismo efecto al sur del estado Bolívar.

La ola de expropiaciones, la corrupción, la escasez de divisas y el control político a las empresas desplomaron la producción de alimentos en Venezuela, vaciaron los anaqueles y sumieron al país en un hambre que tensa los hilos de la conflictividad social, enflaquece a los venezolanos y los lleva, incluso, hasta la muerte. Así se vive el Día Mundial de la Alimentación en Venezuela.

La secretaria de relaciones internacionales del gobierno de Roraima aseguró a Correo del Caroní que es “una propuesta”, “una idea”. Sostuvo que la migración de venezolanos es “regular”, aunque admitió la incursión de nacionales en trabajos informales. Así como hay venezolanos en la informalidad, hay numerosos casos de profesionales que han conseguido empleos estables y han tramitado sus permisos de residencia y trabajo, de acuerdo con las leyes de Brasil.

Algunos concejales han propuesto controles más estrictos en el área de migración. El gobierno local asegura que no puede decretar estado de emergencia, pues se trata de una situación “muy específica”, que no puede ser catalogada aún como “desastre”. Así reseña la situación la prensa brasileña.

Representantes de Biesur y Cámara Empresarial Binacional Venezuela-Brasil realizaron una segunda visita a tierras brasileñas para afinar detalles del encuentro con empresarios del vecino país en Guayana.

Una delegación del Bloque de Integración Empresarial Sur-Oriental (Biesur) viajó a Boa Vista con este propósito y celebra contactos con sectores del comercio, industria, servicios y autoridades gubernamentales.

“Lo que oímos es que no tienen más comida en Venezuela y que prefieren venir a Brasil, que morir de hambre”, expresó un empresario consultado por el diario La Folha de Boa Vista.

Página 1 de 2