El Grupo de Lima (12 países) reitera su voluntad de contribuir a crear un canal de ayuda para atender la emergencia humanitaria que aqueja a Venezuela; recomienda que las reuniones en República Dominicana conduzcan a un acercamiento de buena fe, reglas, objetivos y plazos claros; rechazan categóricamente la Asamblea Constituyente y reafirma su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela hasta el pleno restablecimiento del orden democrático.

Latinoamérica alza su voz contra la amenaza de intervención militar en Venezuela: países muy críticos y en franca oposición al régimen de Maduro, como los de Mercosur, Colombia y Perú, salieron al paso a las declaraciones inoportunas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuya amenaza eclipsa gestiones más afectivas surgidas en la región para aislar diplomáticamente a la dictadura y pone además la mesa para la justificación antiimperialista de la Asamblea Nacional Constituyente.

Kuczynski cumplió la oferta: expulsar al embajador del régimen venezolano en paralelo a la Declaración de Lima.

Aunque con tono de queja y acompañado de la excanciller, Arreaza se entrevistó con los embajadores y representantes de la Cumbre de Lima para solicitarles “reconstruir el diálogo político”.

Washington apoya el reclamo de una auditoría de las elecciones por parte de entidades “creíbles y reconocidas internacionalmente”....

Arreaza llama al gobierno de San José ‘insolente’ por desconocer los resultados de las regionales. ...

Manipulación e intimidación son algunas de las apreciaciones de 12 países en América. ...

El Gobierno español consideró ‘inaceptables’ las palabras de Maduro, quien acusó a España de tener ‘presos políticos’. ...

Elecciones, tortura, persecución política y demás violaciones a los derechos humanos en Venezuela fueron los temas que expusieron ...