Descolocados, resignados, decepcionados… los adjetivos van y vienen de los catalanes que esperan su independencia este martes, autonomía que acariciaron por minutos.

El parlamentario aseguró en la sesión del pasado jueves que si las industrias de Guayana estuviesen operando a tono con su capacidad instalada, estuviesen aportando al fisco nacional por lo menos $ 20 mil millones.

El Gobierno español puso en marcha la maquinaria legal para intentar frenar el referéndum el sábado, poco después de que éste fuera convocado.