Jueves, 05 Octubre 2017 00:00

Despilfarro y debacle petrolera llevan a Maduro a buscar oxígeno económico entre sus homólogos dictatoriales

 
Valora este artículo
(0 votos)
De dictador a dictador: Maduro se abre cancha en tierras bielorrusas gracias a su homólogo Alexandr Lukashenko De dictador a dictador: Maduro se abre cancha en tierras bielorrusas gracias a su homólogo Alexandr Lukashenko FOTO CORTESÍA

Moscú – La dictadura venezolana, ahogada en la más profunda crisis económica de su historia, busca desesperadamente una bocanada de oxígeno en la comunidad internacional; o mejor dicho, entre los pocos aliados que le quedan, con una merma en los precios del petróleo y la antipatía del globo por la instauración de un gobierno autoritario, marcado por sus reiteradas violaciones a los derechos humanos.

Por eso el presidente Nicolás Maduro sigue en su gira por la geografía dictatorial del planeta. Ahora, luego de reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, y lograr que su gobierno prometiera reestructurar la deuda venezolana, el mandatario viajó a Bielorrusia para aumentar el comercio con la ex república soviética en el periodo que han tildado con el mote de "post-petróleo", en su intento desesperado por diversificar la economía ante la debacle mundial del crudo.

“Venezuela está atravesando un periodo de restauración económica”, explicó Maduro a su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenko, según la agencia de noticias estatal BelTA. "Estamos dando los primeros pasos en la dimensión económica. Lo hemos llamado Programa de Desarrollo Bolivariano", añadió.

Lukashenko, por su parte, dijo que Bielorrusia está preparada para ofrecer ayuda a Venezuela como a sus "amigos más cercanos y amables", según una transcripción oficial. Una amistad nada extraña si se sabe que el jefe de Estado bielorruso es conocido internacionalmente como “el último dictador de Europa” por las vulneraciones a la democracia en su país.

Esta parece ser la única afinidad en la estrategia internacional de Maduro, pues, a juzgar por los datos económicos, Bielorrusia está lejos de indicadores de una economía robusta, capaz de socorrer al gobierno de Caracas.

Bielorrusia es la economía número 82 del mundo por volumen de PIB. Su deuda pública en 2015 fue de 26.925 millones de euros, con una deuda del 53,04% del PIB. Su deuda per cápita es de 2.835€ euros por habitante.

La última tasa de variación anual del IPC publicada en Bielorrusia es de noviembre de 2015 y fue del 10,7%. Este es otro ejemplo de la falta de transparencia de la información pública en ese país.

El PIB per cápita de Bielorrusia en 2016 fue de 4.509€ euros, con lo que ocupa el puesto 97 de la tabla, así pues sus ciudadanos tienen, según este parámetro, un nivel de vida muy bajo en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita, reseña el sitio web datosmacro.com

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva nos muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los bielorrusos se encuentran en el puesto 52 según el informe 2016. Venezuela ocupa el 71.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Gastos​ ​escolares​ ​empujaron​ ​alza​ ​de​ ​la​ ​canasta básica​ ​familiar​ ​a​ ​Bs.​ ​2,9​ ​millones​ ​en​ ​agosto

barra 4naranja220

Diputado José Guerra exhorta al BCV a poner en circulación billetes de Bs. 100 mil

barra 4naranja220

Canasta alimentaria familiar superó los Bs. 2 millones en agosto tras histórica alza

barra 4naranja220

Comisión de Finanzas de la AN urge a Maduro detener la emisión de dinero para contrarrestar la inflación

barra 4naranja220

 

Agotando cartuchos

Maduro ha estado tratando de establecer relaciones más estrechas con los líderes euroasiáticos después de que sufriera fuertes críticas internacionales. La escasez de comida y medicamentos en Venezuela provocaron protestas masivas contra el Gobierno en los últimos meses que dejaron más de un centenar de muertos, miles de personas detenidas y otras miles arrestadas.

El acercamiento de Maduro a países del Euroasia no solo es una búsqueda desesperada de recursos, sino una forma de hacerlo lejos de la comunidad internacional que maneja un mayor músculo económico, como la Unión Europea, de quienes ya son conocidas sus posturas sobre el autoritarismo que ha impuesto en Venezuela. Otra evidencia de ello es que este viernes Maduro seguirá en su gira por auxilio económico con una visita al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también criticado por su régimen antidemocrático.

Venezuela ha estado tratando de reestructurar una deuda nacional de casi mil millones de dólares con Rusia, cuyo ministro de Finanzas anunció hoy que se tomará una decisión al respecto a finales de este año, informaron los medios estatales. (Con información de DPA)

Visto 414 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Octubre 2017 21:09