Sábado, 23 Septiembre 2017 00:00

Países de América redoblan presión al régimen de Maduro para contribuir a una salida a la crisis

 
Valora este artículo
(0 votos)
 Cancilleres de 12 países afirman que el gobierno de Maduro quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos Cancilleres de 12 países afirman que el gobierno de Maduro quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Canadá castiga a los dictadores en Venezuela con sanciones económicas

barra 4naranja220

Comunidad internacional reabre canales para un diálogo entre el régimen de Maduro y la oposición

barra 4naranja220

Oposición recalca que la presión popular y mundial impulsa diálogo con el régimen para superar la crisis

 

Buenos Aires.- Doce países de América cuestionaron al presidente Nicolás Maduro por sostener la ruptura del orden democrático en el país y expresaron su decisión de promover un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria de la población.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú se reunieron el miércoles en Nueva York con motivo de la Asamblea de Naciones Unidas y analizaron allí la situación política en Venezuela.

Las naciones que integran el denominado Grupo de Lima coincidieron en “redoblar esfuerzos para alcanzar una salida pacífica y negociada a la crisis que enfrenta Venezuela”, destacó un counmicado emitido por el Gobierno argentino.

En el texto, los representantes diplomáticos de los doce países americanos lamentaron que “en Venezuela se mantenga la ruptura del orden democrático, ya que su gobierno quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos, reprime el disenso político, mantiene presos políticos y viola los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas”.

Los países reiteraron “su voluntad de contribuir a crear, en coordinación con organismos internacionales y otros países, un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria que aqueja al país”, y en tal sentido apoyaron la iniciativa de República Dominicana para reunir al Gobierno y a la oposición venezolanos.

A continuación reproducimos el contenido literal del comunicado correspondiente a la segunda reunión del Grupo de Lima, el cual volverá a encontrarse en Canadá en octubre para seguir abordando el caso venezolano:

 

1. Reafirman el contenido y la vigencia de la Declaración de Lima, de fecha 8 de agosto, y su compromiso de redoblar esfuerzos para alcanzar una salida pacífica y negociada a la crisis que enfrenta Venezuela. 

2. Lamentan que en Venezuela  se mantenga la ruptura del  orden democrático, ya que su gobierno quebranta las normas constitucionales, la voluntad del pueblo y los valores interamericanos, reprime el disenso político, mantiene presos políticos y viola los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas.

3. Condenan la represión y persecución política en Venezuela, incluida la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de enjuiciar por traición a la patria a líderes opositores.

4. Reconocen la contribución y coinciden con la preocupación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresada en el informe Violaciones y abusos de los derechos humanos en el contexto de las protestas en la República Bolivariana de Venezuela del 1 de abril al 31 de julio de 2017

5. Reiteran su pleno respaldo y solidaridad con la Asamblea Nacional democráticamente electa, así como su compromiso de hacer efectivo el no reconocimiento de los actos emanados de la Asamblea Nacional Constituyente, y de continuar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Venezuela.

6. Reiteran su voluntad de contribuir a crear, en coordinación con organismos internacionales y otros países, un canal de ayuda para atender la crisis humanitaria que aqueja al país.

7. Reconocen la iniciativa de República Dominicana de reunir al gobierno y a la oposición venezolanos, así como la decisión de ambas partes de invitar a algunos países como acompañantes de este proceso. A este respecto, reiteran que para alcanzar resultados positivos, dichos acercamientos deben ser desarrollados con buena fe, reglas, objetivos y plazos claros, así como garantías de cumplimiento, para lo que resulta esencial el acompañamiento internacional de este esfuerzo. 

8. Reafirman su compromiso de mantener un seguimiento de la situación en Venezuela a nivel de cancilleres hasta el pleno restablecimiento del orden democrático en ese país y, con ese fin, se reunirán el próximo mes de octubre en Canadá.

 

El (pre) diálogo

Representantes del régimen de Nicolás Maduro y la oposición de Venezuela acordaron la semana pasada en Santo Domingo la conformación de un grupo de países amigos, formado por México, Chile, Bolivia y Nicaragua, para acompañar una nueva etapa de diálogo en busca de una solución a la crisis venezolana.

El presidente de República Dominicana, Daniel Medina, informó que las delegaciones del Gobierno y la oposición se volverán a reunir el 27 de septiembre, nuevamente en Santo Domingo, en lo que será una tercera reunión exploratoria para formalizar la nueva fase de diálogo.

Luego de la declaración del presidente dominicano, y de las declaraciones de Jorge Rodríguez, la Mesa de la Unidad Democrática divulgó un comunicado exponiendo su posición ante este nuevo acercamiento, sobre la base de que “a través de un cambio democrático y no violento será posible superar la actual tragedia social y económica que azota a todos los venezolanos”.

Un esfuerzo de diálogo a fines de 2016, también en República Dominicana, fracasó debido a la imposibilidad de llegar a acuerdos sobre las condiciones de la oposición.

Las diferencias se profundizaron entre abril y julio, debido a las protestas contra el Gobierno que dejaron más de 120 muertos, después de que dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) despojaran a la Asamblea Nacional de sus atribuciones.

Le siguieron nuevas medidas que tuvieron su punto álgido con la elección el pasado 30 de julio de una polémica asamblea constituyente, dominada totalmente por el oficialismo y que por decreto reemplazó a la Asamblea Nacional.

Algunos aspectos han variado desde el año pasado. La presión internacional es mucho más fuerte y se incorpora un actor clave: Naciones Unidas, cuyo secretario general, António Guterres, coincidiendo con el papa Francisco, había adelantado sobre la eventual reunión entre gobierno y oposición como la vía de resolución del conflicto y crisis en el país.

La nueva configuración de fuerzas de la comunidad internacional, ahora con un gobierno devenido en dictadura, hace al menos renovar el optimismo sobre un planteamiento de diálogo serio. Esta ronda en Dominicana termina con dos acuerdos tangibles: un grupo de amigos y la fijación de otra reunión el 27 de este mes para definir los temas a abordar en un eventual proceso de negociación. 

Visto 314 veces Modificado por última vez en Sábado, 23 Septiembre 2017 20:40

Manipulación e intimidación son algunas de las apreciaciones de 12 países en América. ...

El Gobierno español consideró ‘inaceptables’ las palabras de Maduro, quien acusó a España de tener ‘presos políticos’. ...

“Es muy claro que cualquier fuerza política que acepta ir a una elección sin garantías se transforma en instrumento esencial del e...

Solo Nicaragua, Cuba y Bolivia aplauden la jornada del domingo en Venezuela. ...

Elecciones, tortura, persecución política y demás violaciones a los derechos humanos en Venezuela fueron los temas que expusieron ...