Jueves, 21 Septiembre 2017 00:00

‘María’ se suma a lista de huracanes devastadores gracias al cambio climático

 
Valora este artículo
(0 votos)
María tocó tierras puertorriqueñas el miércoles, con disminución de su categoría a nivel 4 María tocó tierras puertorriqueñas el miércoles, con disminución de su categoría a nivel 4 Foto cortesía
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Huracán María reaviva el espanto en el Caribe y la Florida 

barra 4naranja220

Irma golpeó más fuerte a Cuba mientras Florida retoma la calma con daños por evaluar 

barra 4naranja220

Florida resiste embate de ‘Irma’ pese a numerosas inundaciones y apagones

 

San Juan.- Los primeros informes sobre el impacto del huracán María sobre Puerto Rico indican que la isla sufrió graves daños que incluyen el que aún en medio del ciclón se cayó el 100% del servicio eléctrico.

Se reportan inundaciones en distintos puntos del país, comunidades enteras prácticamente destruidas y daños de todo tipo en edificaciones públicas y privadas.

Ya el gobernador Ricardo Rosselló Nevares pidió al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que declare toda la isla zona de desastre.

El director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias advirtió a los ciudadanos que no salgan a la calle hasta este viernes ante el riesgo que representa el tendido eléctrico caído y la situación con árboles y escombros.

“Definitivamente Puerto Rico, cuando podamos salir, vamos a encontrar una isla destruida”, dijo Abner Gómez, director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), en rueda de prensa que ofreció en medio del paso del ciclón.

Ya el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Miami había advertido el siniestro en su boletín de advertencia intermedia, en el que precisó que el ojo del huracán, luego de causar destrozos en Dominica, se acercaba a la costa norte de Puerto Rico con vientos máximos sostenidos de 220 kilómetros por hora y ráfagas mayores. Pero lo que la comunidad internacional, científicos, ambientalistas y ONG alrededor del mundo han alertado hasta el hartazgo ha sido la incidencia del hombre, a través del cambio climático, en el nivel de devastación de estos fenómenos climatológicos.

Por ejemplo, la Agencia Estatal de Meteorología de España (Aemet) asocia el número de huracanes de la temporada de 2017, mayor en número e intensidad de lo habitual, al cambio climático, que ha elevado la temperatura del agua del mar en el Atlántico y el Caribe, a lo que se suma la ausencia de influencia este año del fenómeno meteorológico El Niño.

Por cada grado centígrado extra de calor en la atmósfera, el mar puede retener un 7 por ciento más. “Casi se puede seguir el rastro de Irma por la temperatura del agua del mar”, explica la portavoz de la Agencia, según reseña el medio digital El Español.

Casals ha dicho que la anomalía positiva de temperaturas desde que comenzaron los huracanes esta temporada “está motivada por el cambio climático” en la superficie del agua del mar, ya que estos se forman por encima de una temperatura del agua de 25,6 grados centígrados y ahora está a 30 grados centígrados.

“La actividad de los temporales sugiere lo que dice el Panel Integubernamental de Cambio Climático (IPCC) que ha pronosticado que aumentarán los fenómenos extremos”, ha afirmado Casals, que advierte de que será “más fácil que haya huracanes de mayor categoría”, que son los que alcanzan o superan categoría 3 en la escala Saffir Simpson, que va de 0 a 5.

Otras asociaciones, como la ONG Climate Central, si bien no vinculan el número de huracanes con el cambio climático, sí lo hacen con sus niveles de intensidad. Así lo afirmó el vocero de esta organización, Sean Sublette, quien afirmó para la cadena CNN que “el cambio climático hace que estas tormentas y huracanes sean mucho peores”. “No es la causa del huracán, pero hace que sea mucho peor. Y en el caso de un huracán realmente peligroso, el cambio climático puede hacer que sea totalmente desastroso o catastrófico”, insiste.

La gestación de seis huracanes (Harvey, Irma, José, Katia, Lee y ahora María) en menos de dos meses, y sus nefastas consecuencias para los países de la costa oeste del Atlántico -especialmente Harvey e Irma- ponen una vez más en el tapete la discusión sobre el cambio climático generado por el hombre y sus efectos, aunque a muchos, como al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, su gabinete y acólitos con intereses económicos, traten de negarlo.

Testarudez interesada 

La semana pasada, el director de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) Scott Pruitt, afirmó que sería insensible hablar de calentamiento global mientras Irma golpeaba a Florida, según reseña CNN.

Otros funcionarios del gobierno se han negado a abordar el problema. Cuando se le preguntó este jueves si los huracanes recientes habían cambiado su punto de vista sobre el cambio climático, el presidente Donald Trump respondió que “tenemos tormentas más grandes que esta”, contradiciendo el lenguaje hiperbólico que usó para describir la fuerza del huracán Irma días antes, cuando se acercaba a Florida. En el pasado, Trump ha dicho en varias ocasiones que el cambio climático es un fraude.

barra ama155VERTICAL

ComillasAMARILLASEl mito más peligroso que hemos comprado como sociedad no es el mito de que el clima no está cambiando o de que los humanos no son responsables. Es el mito de que no me importa, de que no es conmigo”. Katharine Hayhoe, directora del Centro de Ciencia del Clima de la Universidad Texas Tech

 

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) dijo el mes pasado que es prematuro concluir que las actividades humanas tienen un impacto detectable en la actividad de huracanes del Atlántico, aunque agregó que a finales de este siglo el calentamiento global probablemente hará que haya tormentas tropicales más intensas.

Katharine Hayhoe, directora del Centro de Ciencia del Clima de la Universidad de Texas Tech, alertó que “el mito más peligroso que hemos comprado como sociedad no es el mito de que el clima no está cambiando o de que los humanos no son responsables. Es el mito de que no me importa, de que no es conmigo. Por eso, este es el momento de hablar de cómo el cambio climático amplifica o exacerba esos eventos naturales”.

Sublette y Hayhoe aseguran que esos mitos tienen que ver con los argumentos de quienes niegan el cambio climático. Muchos de ellos son los vinculados a la industria petrolera, que al producir combustibles fósiles, uno de los responsables de la mayor producción de dióxido de carbono (75% según grupos de expertos. Aún hay imprecisiones al respecto), se verían afectados comercialmente con las políticas internacionales que apuntan hacia la reducción de gases de efecto invernadero. (Con información de DPA, CNN, El Español, Aemet)

Visto 129 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Septiembre 2017 23:47

Washington apoya el reclamo de una auditoría de las elecciones por parte de entidades “creíbles y reconocidas internacionalmente”....

Arreaza llama al gobierno de San José ‘insolente’ por desconocer los resultados de las regionales. ...

Manipulación e intimidación son algunas de las apreciaciones de 12 países en América. ...

El Gobierno español consideró ‘inaceptables’ las palabras de Maduro, quien acusó a España de tener ‘presos políticos’. ...

Elecciones, tortura, persecución política y demás violaciones a los derechos humanos en Venezuela fueron los temas que expusieron ...