Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00

De víctimas de la violencia a beatos

 
Valora este artículo
(0 votos)
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Francisco pide a los colombianos no tener miedo a perdonar

barra 4naranja220

Beatificación de monseñor Romero reconoce lucha por los DD HH en América Latina

barra 4naranja220

El papa Francisco: es momento para una verdadera reconciliación

barra 4naranja220

Francisco clausura el sínodo de la familia junto con el timonel del Vaticano II

 

Villavicencio, Colombia.- El papa Francisco beatificó al obispo Jesús Emilio Jaramillo y al sacerdote Pedro María Ramírez en una ceremonia realizada en Villavicencio durante su tercer día de visita a Colombia.

La beatificación tuvo lugar en la misa campal encabezada por Francisco ante cerca de 600 mil feligreses en el Parque Catama de la capital del departamento de Meta (centro), a unos 80 kilómetros al sureste de Bogotá.

Jaramillo era obispo de la ciudad de Arauca cuando fue secuestrado y asesinado el 2 de octubre de 1989 por miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Ese grupo armado, que desde febrero de este año protagoniza con el Gobierno colombiano un proceso de paz en Ecuador, dijo en ese entonces que mató al obispo porque lo consideraba cercano a las Fuerzas Militares.

Sin embargo, el jefe del equipo negociador del ELN ante el Gobierno, Israel Ramírez, más conocido con el alias de Pablo Beltrán, dijo hace poco que su grupo admite que cometió un error al asesinar al obispo y que está dispuesto a pedir perdón por ello al papa Francisco.

Proceso polémico 

El sacerdote Ramírez era el párroco del municipio de Armero cuando fue asesinado a machetazos por una turba el 10 de abril de 1948, durante las revueltas provocadas por la muerte del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, en lo que se conoció como el Bogotazo, episodio decisivo en la historia de Colombia.

Gaitán, quien buscaba ganar las elecciones presidenciales de 1950, fue asesinado a balazos en el centro de Bogotá. El supuesto sicario fue linchado por los seguidores del político desatando un desorden que incluyó incendios, saqueos y centenares de muertes en las calles de todo el país.

El proceso de beatificación de Ramírez estuvo rodeado de polémica, pues algunos habitantes de Armero consideran que el sacerdote no fue asesinado por su misión pastoral, sino por sus posturas políticas a favor del Partido Conservador, cercano a la Iglesia Católica, y en contra el Partido Liberal.

De acuerdo con registros, el cura murió víctima de una turba que lo acusó de proteger a los conservadores y esconder armas en el municipio de Armero, en el departamento de Tolima (centro-oeste).

Francisco expresó que tras haber escuchado los argumentos de las Diócesis de Arauca y de Garzón, así como de la Congregación de la Causa de los Santos, declara que “los siervos de Dios Jaramillo y Ramírez de ahora en adelante serán llamados beatos” y que sus respectivas fechas de fiesta serán el 3 y el 24 de octubre.

Visto 289 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Septiembre 2017 01:16