Martes, 06 Junio 2017 00:00

EEUU presiona la dictadura de Maduro y le sugiere abandonar Consejo de DDHH de la ONU

 
Valora este artículo
(2 votos)
"Estados Unidos no busca dejar el Consejo de Derechos Humanos. Buscamos restablecer la legitimidad del consejo", señaló Haley "Estados Unidos no busca dejar el Consejo de Derechos Humanos. Buscamos restablecer la legitimidad del consejo", señaló Haley FOTO CORTESÍA

Viena/Ginebra - La embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, afirmó este martes que Venezuela debería "abandonar voluntariamente su asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU hasta que ponga su casa en orden". Según Haley, en Venezuela hay una "situación de rápido deterioro de los derechos humanos".

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Jesuitas de Venezuela exigen una transición política sin demora para evitar más muerte y miseria

barra 4naranja220

Obispos venezolanos viajarán al Vaticano para retratar crisis al Papa y evaluar posibles soluciones

barra 4naranja220

Almagro lamenta “tanto dolor” en Venezuela y fustiga al CNE por liquidar la democracia

 

"Ser miembro de este Consejo es un privilegio y a ningún país que viole los derechos humanos se le debería permitir tener lugar en esta mesa", afirmó la diplomática estadounidense en Ginebra.

"Es duro aceptar que este Consejo nunca ha considerado una resolución sobre Venezuela, y que en marzo adoptó cinco resoluciones parciales contra un mismo país, Israel", lamentó Haley.

Por otro lado, la representante estadounidense reiteró que su Gobierno sigue evaluando si en el futuro seguirá participando en el Consejo y dijo que dependerá de su legitimidad.

"Estados Unidos no busca dejar el Consejo de Derechos Humanos. Buscamos restablecer la legitimidad del consejo", señaló Haley más tarde en un debate en una institución universitaria en Ginebra.

La Administración de Donald Trump ha cuestionado la legitimidad del organismo, apuntando a las graves violaciones cometidas por algunos de sus miembros y a la atención que presta el consejo a Israel y su ocupación de territorios palestinos.

"Para tener alguna credibilidad, es fundamental que este consejo aborde su parcialidad crónica anti-israelí", dijo Haley.

Estados Unidos, el contestatario

Las palabras de Hayley en Ginebra eran esperadas con atención, ante la posibilidad de que hablara sobre cuál será el futuro de Estados Unidos en la institución, menos de una semana después de que Trump anunciara la salida de su país del Acuerdo climático de París.

La diplomática dijo que el órgano, de 47 miembros, debería aplicar un proceso de selección abierto y competitivo para impedir que los países que violan los derechos humanos estén representados y apuntó a miembros actuales como China, Arabia Saudí, Cuba o Burundi.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006, pero Estados Unidos lo boicoteó durante la presidencia de George W. Bush debido a su fuerte cuestionamiento a Israel y a la presencia de miembros de países con gobiernos represivos.

Tras la asunción de Barack Obama en 2009, Washington cambió su política y solicitó un asiento en el consejo, con sede en Ginebra.

El mal ejemplo venezolano

En la sesión anual del Consejo, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, también se refirió este martes a Venezuela.

Según sus palabras, hay varios países del Consejo de Derechos Humanos que no cooperan con los expertos internacionales que quieren arrojar luz sobre abusos.

Zeid se refirió a países como Venezuela, Egipto, Nigeria y Filipinas, y dijo que bloquearon el acceso de varias visitas de expertos de la ONU a esos puntos delicados para los derechos humanos.

"El caso más sorprendente es el de Burundi, que a pesar de haber sido elegido para este consejo en 2015 sigue cometiendo algunas de las violaciones de derechos más graves que ha abordado el consejo", apuntó. En el caso de China, ese país permitió entrar a los expertos pero no les dio libertad de movimiento, señaló.

El diplomático jordano también hizo referencias veladas a líderes autoritarios como el presidente filipino, Rodrigo Duterte, o el turco Recep Tayyip Erdogan, aunque sin nombrarlos.

"Cuando líderes que parecen matones llegan al poder, democráticamente o de otra forma, y no sólo desafían sus propias leyes y constituciones, sino también sus obligaciones según la legislación internacional, ¿dónde está su vergüenza?", afirmó.

Durante su discurso, el Alto Comisionado Zeid señaló el sufrimiento que tanto palestinos como israelíes sufren por el conflicto. "Mantener la ocupación solo prologará el inmenso dolor para ambos pueblos", alegó. (DPA)

Visto 913 veces

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...