Jueves, 16 Febrero 2017 00:00

Ex mandatarios españoles piden activar Carta Democrática para defender la democracia en Venezuela

 
Valora este artículo
(0 votos)
González y Aznar criticaron al gobierno de Maduro por intentar perpetrarse en el poder González y Aznar criticaron al gobierno de Maduro por intentar perpetrarse en el poder Foto cortesía El Español
  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Trump exige liberación de Leopoldo López tras recibir a Lilian Tintori en la Casa Blanca

barra 4naranja220

Almagro activa Carta Democrática ante alteraciones del orden constitucional y democrático en Venezuela

barra 4naranja220

Maduro aumenta la tensión y reta a la OEA a aplicar Carta Democrática a Venezuela: “¡Atrévanse!”

 

Los ex presidentes del Gobierno español Felipe González y José María Aznar se unieron para pedir la liberación de los presos políticos en Venezuela y para solicitar la activación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA), que podría abrir una vía para expulsar al país del organismo.

“La activación de la Carta Democrática es una absoluta necesidad”, aseguró González, quien en junio de 2015 trató de visitar a Leopoldo López en la cárcel, sin éxito. “Hay multitud de evidencias de que en Venezuela ha desaparecido la democracia”, añadió.

Aznar, por su parte, pidió gestos más contundentes contra el gobierno de Nicolás Maduro a los países latinoamericanos y a los de la Unión Europea (UE). “No pueden seguir mirando a otro lado”, observó.

El acto, celebrado en Madrid en el despacho de abogados que participa en la defensa del dirigente opositor Leopoldo López, dejó una imagen histórica: la de dos ex mandatarios de distinto color político unidos para pedir la liberación del político venezolano, que este sábado cumplirá tres años en la prisión militar de Ramo Verde.

En el acto estuvo presente también el padre del opositor encarcelado, Leopoldo López Gil, quien reside en España.

“Con presos políticos no hay democracia”

González denunció la negociación con carne humana que hace el gobierno de Maduro con los presos políticos. “Con presos políticos no hay democracia”, señaló el socialista, quien gobernó España de 1982 a 1996.

“Yo he creído que la solución en Venezuela era el diálogo, pero el gobierno no quiere dialogar nada más que para desprestigiar a la oposición, para ganar tiempo y para mantener un régimen tiránico”, añadió.

Junto a él, Aznar consideró una farsa el proceso de diálogo abierto en Venezuela y criticó que Maduro solo pretendiera con él “perpetuar su régimen y dividir a la población venezolana”.

Por otro lado, el conservador aplaudió los pasos dados por el nuevo Gobierno de Estados Unidos después de que su presidente, Donald Trump, pidiera el miércoles la liberación de Leopoldo López y de que el país sancionara por presunto narcotráfico al vicepresidente Tareck El Aissami.

Carta Democrática de la OEA

La Carta Democrática Interamericana (CDI), que nació hace 15 años en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA), es el principal instrumento jurídico que el organismo multilateral tiene para defender la democracia en la región.

La totalidad del documento se centra en el fortalecimiento y preservación de la institucionalidad democrática, al establecer que la ruptura del orden democrático o su alteración, que afecte gravemente el orden democrático en un Estado miembro, constituye un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno en las diversas instancias de la OEA.

El documento arranca, en el artículo 1, sosteniendo que “los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla”.

Posteriormente, señala que el ejercicio efectivo de la democracia representativa es la base del estado de derecho y establece que “son elementos esenciales de la democracia representativa, entre otros (...) la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto”.

El capítulo IV está enfocado a la intervención de la OEA en los casos en que el sistema democrático esté en riesgo o se produzca una alteración del orden constitucional.

Desde su firma en Lima en 2001, la CDI se ha aplicado en una decena de ocasiones, entre ellas el golpe de Estado en Honduras en 2009. Esta fue la única ocasión en la que se estableció la sanción máxima y el Estado hondureño fue suspendido. 

Visto 619 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Febrero 2017 16:28

Ha pasado un año desde la sentencia de desacato del TSJ y desde entonces todos los actos del Parlamento no han tenido materializac...

“¿Quieren batalla? Vamos a darle, pues. Aceptamos el reto de la derecha fascista. A ver hasta dónde aguantan estos cobardes”, prof...

Larry Devoe, representante del Gobierno, solo defendió, en el 161° Periodo de Sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Huma...

El docente jubilado de la Universidad de Carabobo fue privado de libertad bajo los supuestos delitos de “traición a la patria e in...

La mayoría opositora del Parlamento, luego de escuchar a las familias de los presos políticos, aprobó el proyecto de acuerdo para ...