Martes, 19 Agosto 2014 00:00

Conflicto racial en EE UU provoca nuevos disturbios

 
Valora este artículo
(0 votos)
“Fin a la brutalidad policiaca” se lee en la pancarta de uno de los manifestantes durante una protesta en Ferguson, EEUU. “Fin a la brutalidad policiaca” se lee en la pancarta de uno de los manifestantes durante una protesta en Ferguson, EEUU. FOTO AFP

Nuevamente, la población afroamericana se ve afectada por el racismo, un hecho que parece sin fin. Los recientes episodios de violencia vividos en Missouri recuerdan los altercados sufridos hasta mediados del siglo XX en EEUU cuando estaban en vigencia las leyes de segregación racial.

St. Louis.- La ciudad de Ferguson, en el estado de Missouri, se convirtió en escenario de protestas y enfrentamientos con la policía, que respondió con gas lacrimógeno y granadas aturdidoras.

La policía detuvo a 31 personas en los disturbios, además señaló que confiscó dos armas y un cóctel molotov. "Esto no son actos de protesta, sino de violencia criminal", afirmó el capitán de la patrulla de carreteras Ron Johnson.

El funcionario pidió a los residentes que se manifiesten durante el día para distinguirse de los agitadores, algunos de los cuales han venido de lugares tan lejanos como Nueva York o California, subrayó.

"Quiero animar a la buena gente de este lugar para que proteste durante las horas del día. Hagan oír su voz para ser vistos, de modo de no servir de cobertura a los agitadores violentos", dijo Johnson.

La violencia se desató cuando un grupo que protestaba por la muerte del joven Michael Brown se negó a disolver la manifestación, lanzó botellas de plástico y de cristal contra los agentes e intentó bloquear una calle. Testigos aseguraron que también hubo disparos, mientras que los periodistas denunciaron que la actuación policial recordaba a un escenario de guerra.

"No hay disculpa para la violencia desproporcionada de la policía", había comentado horas antes el presidente estadounidense, Barack Obama, quien anunció que el fiscal general, Eric Holder, llegará este miércoles a Ferguson para informarse del curso de las investigaciones.

EEUU

La muerte de Michael Brown
Los disturbios se producen casi a diario desde el 9 de agosto, cuando un policía blanco con seis años de experiencia, Darren Wilson, le disparó al joven afroamericano Michael Brown, de 18 años.

La policía señaló que paró al joven y se produjo un altercado, pero testigos contradicen esta versión y dicen que Brown iba desarmado y con las manos en alto en señal de rendición. Un informe de una autopsia privada confirmó que el joven recibió al menos seis disparos.

El 10 de agosto se realizó una vigilia pacífica por la muerte de Brown, pero todo termino en disturbios, saqueos de tiendas y algunas ventanas de autos rotas. Desde entonces se producen conflictos entre la policía y los manifestantes.

Durante la cobertura de las protestas fueron detenidos temporalmente dos periodistas alemanes, informa hoy el diario "Die Welt". Ambos fueron esposados y trasladados a una celda, para ser liberados tres horas más tarde. Al parecer la policía les había instado a no quedarse parados en una calle casi vacía. Según los informadores, siguieron las indicaciones, pese a lo cual fueron arrestados.

El gobernador de Missouri, Jay Nixon, pidió el lunes la actuación de la Guardia Nacional para ayudar a la policía a restablecer el orden.

Los habitantes se manifestaron el lunes moviéndose de un sitio a otro, porque la policía había anunciado que si no estaban en marcha habría arrestos por amotinamiento. (DPA)

Visto 1159 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Agosto 2014 18:36