Domingo, 01 Septiembre 2013 02:11

Obama incluye al Congreso en decisión de ataque a Siria

 
Valora este artículo
(0 votos)

Washington.- Desde hace días el mundo sólo estaba esperando una señal de cuándo y cómo Estados Unidos lanzaría un ataque contra Siria. Pero el presidente Barack Obama sorprendió al decidir que el Congreso norteamericano fuese quien diera la autorización para una intervención militar en el país árabe.

“Tras minuciosas consultas he decidido que Estados Unidos debe tomar acción militar contra objetivos del régimen de Siria. No sería una intervención con fin abierto (...). El jefe del Estado mayor me informó que estamos preparados para atacar en cuanto lo decidamos (...) Además, el jefe de Estado me indicó que nuestra capacidad de llevar adelante esta misión no está sujeta a un momento. Puede ser efectiva hoy, mañana, la próxima semana o en un mes. Y estoy listo para dar esta orden...”.

Pero también soy consciente de que soy el presidente de la democracia constitucional más antigua del mundo. Creo desde hace tiempo que nuestro poder no sólo radica en nuestra potencia militar, sino también en el ejemplo que damos como gobierno del pueblo, a través del pueblo para el pueblo. Por eso he tomado una segunda decisión: buscaré la autorización de los representantes de la población estadounidense en el Congreso para hacer uso de la fuerza”.

“En estos últimos días hemos sabido de miembros del Congreso que quieren que se oiga su voz. Estoy totalmente de acuerdo (...)”.

Obama puso así el debate patas para arriba. Ya la primera señal fue el lugar que el presidente eligió este sábado para su declaración sobre el conflicto sirio: entre las magníficas rosas rojas y los gritos de manifestantes “manos fuera de Siria” claramente audibles fuera de la Casa Blanca.

La segunda señal fueron los rumores en Washington de que un ataque este fin de semana era poco probable. Pero la señal definitiva llegó cuando el presidente dijo: “He tomado una segunda decisión”.

Durante días el mundo esperó que el presidente tomara una determinación en respuesta al supuesto uso de armas químicas utilizadas por el régimen del presidente sirio Bashar al Asad y al que Obama calificó como el “peor ataque con gas venenoso del siglo XXI”.

¿Lanzará misiles, de ser necesario incluso solo, sin aliados, que poco a poco se fueron retirando de la toma de decisiones? ¿O encontrará otra manera de hacer rendir cuentas al “criminal” y “asesino” de Siria, como calificó el viernes el secretario de Estado, John Kerry, al mandatario Al Asad?

Apuesta de Obama

Cuando Obama emitió ayer su veredicto “estoy dispuesto a dar la orden”, no tardó sin embrago en poner condiciones. Un ataque a Siria dependerá de la aprobación del Congreso.

Como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Obama puede ordenar realizar una acción militar sin previa consulta, pero prefirió un golpe de efecto.

Los observadores opinan que Obama asumió un gran riesgo. ¿Qué pasa si corre la misma suerte que el primer ministro británico, David Cameron, cuyo Parlamento le dijo que no a una intervención militar en Siria?

Entre Obama y el Congreso reina de todo menos amor. En la Cámara de Representantes, la oposición republicana tiene mayoría. En el Senado, los demócratas son el partido más fuerte, pero están lejos de los 60 votos necesarios para controlar el cuerpo.

Ganar tiempo

De todos modos, la cuestión de la guerra y la paz en este caso no está sujeta a cuestiones partidarias. El resultado del voto aún está completamente abierto.

En los últimos días, la Casa Blanca dijo claramente que Estados Unidos tenía que actuar contra Al Asad. Al fin de cuentas el régimen sirio, al perpetrar el “terrible ataque con gas venenoso”, excedió la “línea roja” que había trazado Obama hace un año.

Si el Congreso le quita poder de acción a Obama, el mandatario podría ver caer su imagen, especialmente en la escena internacional. Ya ahora, los defensores de una represalia temen que la acción se demore varias semanas, tiempo suficiente para que Al Asad siga con la masacre de su pueblo.

Si en cambio el Congreso da luz verde a la intervención militar, Obama podría sumar un gran apoyo, no sólo interno sino también en la comunidad internacional, lo que a su vez le significaría un mayor respaldo para un ataque contra Siria.

En 2007, como candidato presidencial, Obama dijo que los representantes del pueblo deben tener más voz en las decisiones sobre acciones militares. Ahora se atiene a sus propias palabras.

Además, con esta “segunda decisión”, el mandatario gana tiempo para ser aún más convincente, tanto en casa ante los ciudadanos cansados de la guerra, como en el extranjero, por ejemplo, al reunirse con aliados en la cumbre del G-20 la próxima semana en Rusia. (DPA)


Tres semanas

La Haya, Holanda.- El informe sobre Siria del equipo de expertos en armas químicas de Naciones Unidas estará listo en un máximo de tres semanas, anunció la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

“Se harán todos los esfuerzos para acelerar el proceso”, señala un comunicado de la organización.

El equipo de 12 inspectores en armas químicas de la ONU abandonó ayer Siria, después de concluir sus investigaciones sobre el supuesto uso de gas venenoso en el conflicto armado interno en el país árabe.

Las pruebas recogidas en Siria sobre un posible uso de gas venenoso en un ataque perpetrado por el régimen sirio del presidente Bashar al Asad el 21 de agosto cerca de Damasco serán enviadas desde La Haya a varios laboratorios en Europa.

El informe será presentado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Visto 1678 veces