Sanción publicada este jueves acusa a Maduro de estar “saqueando” las riquezas de Venezuela con “fines corruptos” y degradando el medioambiente. Hace una semana EE UU estimó que en los últimos dos meses han salido de Venezuela 21 toneladas de oro principalmente a Turquía.

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves una orden ejecutiva contra el Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, que pone en el punto de mira las transacciones de oro. Se trata de un nuevo paso de la administración de Trump contra el gobierno de Maduro, al que ya había impuesto previamente tres rondas de sanciones financieras. Además, ha sancionado a más de 50 personas, incluido el propio presidente venezolano.

La orden ejecutiva prohíbe a todo ciudadano estadounidense comerciar con oro exportado de Venezuela, si bien el Departamento del Tesoro aseguró que no actuará contra quienes operan legítimamente en el sector. El decreto acusa a Maduro de estar saqueando las riquezas de su país con fines corruptos, degradando la infraestructura y el ambiente “a través de la mala gestión económica y las prácticas industriales y de minería”.

Trump aumenta así la presión sobre el presidente venezolano pocos días antes de las elecciones legislativas de medio mandato que se celebran el 6 de noviembre en Estados Unidos.

La firma de la orden ejecutiva estuvo acompañada por un duro discurso de su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en Miami, donde cargó contra Venezuela, Cuba y Nicaragua, calificándolo como la troika de la tiranía. El sureño estado de Florida, donde se encuentra Miami, tiene una importante población de exiliados cubanos y venezolanos, muchos de ellos con nacionalidad estadounidense, lo que les permite votar el próximo martes. Tantos venezolanos han llegado en los últimos años allí, que la localidad de Doral ha sido rebautizada informalmente como Doralzuela.

“Se trata de una medida que va a tener un amplio apoyo en Estados Unidos, tanto entre republicanos como demócratas. Nadie se va a poner a expandir y endurecer las sanciones contra un gobierno tan inhumano”, dijo a DPA Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, uno de los centros de pensamiento más destacados de Washington. “La gran cuestión sigue siendo si tendrán algún efecto. Hasta ahora, las sanciones no han logrado mucho”.

Trump ha hecho de Venezuela el punto central de su política latinoamericana. Respecto a Cuba, ha revertido parte de la apertura que en su día llevó a cabo el presidente Barack Obama hacia la isla y, aunque no ha llegado a romper las relaciones diplomáticas que retomó el demócrata tras más de 50 años con ellas rotas, sí que las ha enfriado mucho.

En la crisis de Nicaragua, que comenzó a mediados de abril con las protestas contra el presidente Daniel Ortega, Estados Unidos se ha convertido en uno de los países que más presión ejercen sobre el exguerrillero sandinista.

Orden contra la corrupción

La orden ejecutiva de este jueves contra la Venezuela de Maduro está dirigida contra la corrupción en el gobierno chavista, que el Departamento del Tesoro calificó de rampante. “Continúa exacerbando la crisis económica y humanitaria que aflige al pueblo venezolano”, indicó. El decreto abre la puerta además a que el Tesoro pueda tomar acciones en el futuro contra otros sectores industriales y económicos venezolanos.

El sector del oro venezolano lleva un tiempo bajo análisis por parte de Estados Unidos, cuya administración ha apuntado en alguna ocasión que muchas de las minas de las que se extrae están controladas por bandas criminales.

Hace apenas una semana, el secretario asistente del Tesoro estadounidense, Marshall Billingslea, denunció que en los últimos meses se calcula que habrían salido de Venezuela 21 toneladas métricas de oro, que han ido principalmente a Turquía.

A precios actuales del mercado esa cantidad equivaldría a 840 millones de dólares. El oro “se está sacando del país sin que haya contabilidad alguna para saber a dónde van a parar los fondos”, indicó Billingslea.

Una semana antes, en la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Indonesia, el secretario del Tesoro de EE UU, Steven Mnuchin, censuró en un comunicado “la venta secreta de recursos del pueblo venezolano para llenar los cofres de los facilitadores financieros de Maduro”.

La anarquía minera al sur del estado Bolívar, al sur del país, ha crecido en los últimos años de forma descontrolada, sin que hasta ahora el Ejecutivo tome medidas severas contra la extracción ilegal de minerales que genera profundos daños ambientales. (DPA | María Ramírez Cabello)

Template by JoomlaShine