“La República de Panamá tiene una relación ya directa con el gobierno de Guaidó (...) y eso se respeta”, dijo este lunes Cortizo.

El presidente electo de Panamá, Laurentino Cortizo, ha aclarado este lunes que, una vez en el cargo, mantendrá el reconocimiento que el gobierno saliente de Juan Carlos Varela le dio al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

“La República de Panamá tiene una relación ya directa con el gobierno de Guaidó (...) y eso se respeta”, ha dicho Nito Cortizo en una entrevista concedida a la cadena local TVN, avanzando que será uno de los temas a tratar en la reunión que sostendrá en las próximas horas con Varela sobre el proceso de transición.

Cortizo ha considerado que Panamá debería jugar un papel de componedor para “sentar a la mesa a todos los sectores, incluyendo la oposición”, y buscar “una posición en la que gane el país”.

“El problema de Venezuela no es solamente (Nicolás) Maduro. El que piense eso está equivocado. Ahí hay otros factores”, ha argumentado, señalando en concreto a las Fuerzas Armadas y a “algunas figuras del Gobierno”.

También ha criticado a la oposición venezolana, aludiendo a la fallida asonada militar protagonizada por Guaidó el 30 de abril. “Se están dando situaciones que no tienen sentido. Esto hay que armarlo con cabeza tibia”, ha considerado.

Interrogado sobre el Grupo de Lima, al que pertenece Panamá, Cortizo ha valorado su esfuerzo para resolver la crisis venezolana pero ha criticado la falta de avances. En su opinión, la región debe promover “un acuerdo que no excluya nadie” para “tener algo de transición hasta que llegue una elección que dé garantías a los venezolanos”.

Cortizo, candidato del Partido Revolucionario Democrático (PRD) que ganó las elecciones presidenciales del pasado 5 de mayo con un 33 por ciento de los votos, tomará posesión del cargo el próximo 1 de julio.

Guaidó fue uno de los primeros líderes extranjeros en felicitar a Cortizo por su victoria electoral, expresando el deseo de fortalecer las relaciones bilaterales “en pro de consolidar la transición democrática” en Venezuela.