En un texto aprobado por mayoría de los eurodiputados, piden evitar que Maduro use el grupo de contacto internacional para retrasar su salida del poder.

Bruselas.- El pleno de la Eurocámara pidió reforzar las sanciones al régimen de Nicolás Maduro e impedir que este utilice el grupo de contacto internacional abanderado por la Unión Europea, para mantenerse en el poder en una resolución no vinculante.

En el texto, aprobado por 310 votos a favor, 120 en contra y 152 abstenciones, los eurodiputados reclaman “sanciones adicionales contra los activos en el extranjero de las autoridades estatales ilegitimas y aquellos individuos responsables de violaciones de Derechos Humanos y la represión” y que plantea que la UE restrinja “sus movimientos y congele activos y visas, incluido de sus familiares más cercanos”.

Asimismo, lamentan la falta de “ningún resultado tangible” del grupo de contacto internacional abanderado por la UE, con el objetivo de crear las condiciones mínimas para permitir la celebración de elecciones presidenciales anticipadas y facilitar la entrega de ayuda humanitaria urgente para Venezuela, y exigen impedir que el grupo, al que piden cooperar con el Grupo de Lima, “sea utilizado por el régimen ilegal de Maduro como estrategia para retrasar la solución a la crisis con el objetivo de permanecer en el poder”.

Los socialistas, que se han abstenido en la votación de la resolución conjunta pactada por los grupos popular, conservador y liberal, no han podido suavizar esta petición a través de una enmienda para pedir al servicio diplomático europeo que siguiera “trabajando” con la oposición, gobierno y los actores regionales e internacionales, para apoyar la entrega de ayuda humanitaria a Venezuela y de cara a lograr “una solución pacífica y democrática a través de elecciones presidenciales nuevas y creíbles”, enmienda que ha sido rechazada.

Reconocimiento a Guaidó

Los eurodiputados también reiteraron su reconocimiento a Juan Guaidó como “presidente interino legítimo”, y expresan pleno apoyo a su 'hoja de ruta' para “acabar la usurpación y crear un Gobierno de transición nacional y elecciones presidenciales anticipadas”.

A su vez, reclamaron una solución pacífica que pase por elecciones presidenciales creíbles, transparentes y libres, sujetas a un calendario preciso, garantizando condiciones justas para todos, un Consejo Electoral Nacional neutral y la presencia de observadores internacionales.

En este contexto, instan a los Gobiernos de la UE a que no le han reconocido como tal a hacerlo urgentemente, en alusión a Italia, Chipre, Grecia y Eslovaquia, y reclaman igualmente un reconocimiento pleno de los representantes diplomáticos nombrados por Guaidó como embajadores.

El pleno condenó igualmente la represión feroz en Venezuela, el acoso, detención y expulsión de varios periodistas, así como la detención del jefe de Gabinete de Guaidó, Roberto Marrero, por los servicios de seguridad venezolanos y el secuestro del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Juan Requesens, cuya liberación inmediata reclaman a Caracas, así como la del dirigente opositor Leopoldo López y del resto de familiares o colaboradores de Guaidó detenidos, y exigirá el fin de la represión contra la oposición y periodistas.

Repudiaron la brutal represión de las fuerzas de seguridad venezolanas para impedir la entrada de ayuda humanitaria, pese a la grave situación de emergencia humanitaria en Venezuela y reclamaron más ayuda de la UE para los refugiados.

Además, rechazan la intervención de agentes cubanos en la crisis venezolana que “ha contribuido a desestabilizar la democracia y aumentar la represión política contra las fuerzas democráticas venezolanas” y avisan a La Habana de que podría tener consecuencias, para el acuerdo de normalización sellado con la UE. (Con información de Europa Press)

Template by JoomlaShine