Este lunes se cumplen 10 años del anuncio de reestatización de Sidor, y como ha venido registrando Correo del Caroní a lo largo de una década, los balances son negativos. No solo decayeron los beneficios laborales, cuya negociación empujó la vuelta a manos estatales en 2008, sino que la producción cayó en más de 90%. Desde 2014 la empresa está en quiebra desde el punto de vista contable, resultado de una administración estatal que, a punta de corrupción, populismo y delirios ideológicos, hizo un cadáver de la siderúrgica más importante de Venezuela y una de las de América Latina y el Caribe.

Por segunda vez en menos de una semana, intentarán reanudar las operaciones de la acería de palanquillas en medio de una parálisis por poco total de la siderúrgica

2017 fue un año de parálisis. La producción de Sidor este año equivale a 22 días de operación hace una década. Repetir que fue, otra vez, el peor año de su historia se vuelve cotidiano. La industria siderúrgica se desmorona. Es completo silencio, sin perspectivas de recuperación. Sus trabajadores viven la desesperanza por la que fue la industria más importante de América Latina y El Caribe.

Trabajadores aseguran que el incendio en el área de Decapado de la se inició por una chispa de soldadura que cayó en líquidos inflamables.

El plan de recuperación productiva incluye seis etapas de desarrollo de inversiones y mantenimientos importantes, con miras a superar la producción de 4 millones de toneladas de acero líquido en el año 2018, informó la gerencia mediante un comunicado. 

El movimiento Tendencia Clasista exige un aumento de 150 por ciento para los trabajadores de la siderúrgica, cuyos salarios, aseguran, representan un 21 por ciento de la canasta básica familiar.

La indiferencia del Gobierno ante el desmantelamiento operativo de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) maniata y angustia a los trabajadores.

El fin de semana han circulado fotos de un plan de contingencia energético para Sidor. Aunque no tiene logotipo, ni es oficial, gerentes consultados refieren que desde este viernes se ha aplicado la medida en una especie de ensayo. El plan busca un ingreso restringido del personal necesario para las áreas activas como Pellas. 

Desde primeras horas de la mañana los sidoristas paralizaron la flota de autobuses de la empresa en la vía Puerto Ordaz – Ciudad Bolívar, dejando un canal libre de cada lado para no impedir la circulación de vehículos. Exigen la entrega de juguetes, los dos últimos aumentos de salario mínimo ordenados por el Ejecutivo, el pago del HCM y discutir el monto del bono de alimentación.

Los trabajadores de Sidor ven cierta la posibilidad de medidas drásticas, como reducción de personal o privatización, pese al discurso del Gobierno. Sacan cuentas de una ecuación sencilla: si no hay producción de acero, si los ingresos petroleros son inferiores, ¿con qué recursos el Gobierno garantizará la estabilidad? 

Página 1 de 2

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...