Más de 200 familias que viven en zonas de riesgo en la franja de Castillito están aquejadas por las inundaciones. El plan estatal para reubicar y repotenciar este sector de Puerto Ordaz permanece “engavetado” desde los años 90.

El diputado a la AN responsabiliza al ejecutivo regional, Francisco Rangel Gómez, y a la empresa estadal Hidrobolívar por la incapacidad para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos.

José Aguilar, ingeniero eléctrico y consultor internacional, y el ex gerente de Edelca, Miguel Lara, coinciden en advertir del despilfarro energético y los efectos perjudiciales en la inconclusa Tocoma y las comunidades a causa del indebido manejo del embalse.

Las amenazas del Gobierno y sus acólitos acecharon desde el principio, y aunque no dejaron de causar estragos en trabajadores y patronos, al final fue la conciencia ciudadana la que se impuso sobre el miedo. Por eso, en nuevo acto de rebeldía cívica, Puerto Ordaz cerró puertas, calles y santamarías para rechazar el fraude constituyente impuesto por Maduro. Ni la Alcaldía de Caroní, ni colectivos armados, ni la GNB frenaron la voluntad mayoritaria de la gente de vivir en democracia. En San Félix, entretanto, la carestía social sigue imperando sobre la protesta política.

El lado oeste de Ciudad Guayana el paro cívico convocado por la oposición se cumplió a media máquina durante la mañana. Algunos comercios abrieron pero con poco o sin personal, otros decidieron trabajar hasta medio turno, todo tratando de evitar las sanciones advertidas por la Alcaldía de Caroní de llegar a sumarse a la protesta cívica. El resto se sumó completamente y no abrieron sus puertas.

Las víctimas iban por la avenida Guayana, a la altura del Aeropuerto Internacional Manuel Carlos Piar, cuando motorizados los alcanzaron y dispararon más de 30 veces contra el vehículo en el que se desplazaban. Los fallecidos fueron: Stiven Leonardo Nery Lamus, de 22 años; Armando Xavier Flores Vhalis, de 26; y Jean Carlos Cabrera Naranjo, de 27. Pese a la ferocidad del ataque, hubo un sobreviviente: Víctor Andrés Navarro Maurera, de 30 años. El móvil del crimen aún se desconoce.

Este jueves cerraron la vía principal de Castillito para exigir una bolsa de alimentos a precio regulado, luego de pasar la noche sin dormir para evitar que un grupo de vecinos saquearan el mercado de Puerto Ordaz.

La represión no es solo contra los manifestantes que ya ni pueden acercarse al destino de su marcha, además, se ha hecho costumbre el castigo a centros comerciales y ahora hogares. El precedente del ataque a residencias Los Olivos y Villa Latina pasó a constituir este jueves otra práctica de la vulneración a la inviolabilidad del hogar, cuando la GNB lanzó bombas lacrimógenas en edificios del sector Alta Vista.

Durante la jornada de este jueves, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Policía del estado Bolívar (PEB) apresaron a 12 muchachos en Alta Vista. Algunos de los aprehendidos no participaban en la protesta.

El hecho ocurrió en la avenida principal de Castillito, justo cuando el vehículo llegaba al Destacamento 625 después de reprimir en Los Mangos y Los Olivos. 

Página 1 de 17

El abogado del trabajador inculpado de homicidio informó que en la próxima audiencia atestiguarán dos funcionarios que detuvieron ...

Los fiscales de tránsito municipales aguardan respuestas sobre la dotación de conos, botas, chalecos y lácteos cuya mora data de 2...

La organización sindical de la estatal informó que el trabajador instalaba un aire acondicionado de cinco toneladas. “La empresa l...

Alegan cobrar menos del salario mínimo, al igual que trabajadores de Transbolívar, además de falta de dotación y precarias condici...

El asesinato de Joel Alcalá, el posible restituido secretario general de Sutralúmina, retrotrae a un modo que durante 2002 a 2007 ...