Jueves, 14 Diciembre 2017 00:00

Hiperinflación impide a los guayacitanos comprar los estrenos navideños este año

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Hay comercios que han optado por aceptar cestaticket como método de pago para facilitar las compras, de por sí disminuidas esta temporada, ante el alza continua de precios Hay comercios que han optado por aceptar cestaticket como método de pago para facilitar las compras, de por sí disminuidas esta temporada, ante el alza continua de precios Fotos Oriana Faoro

@OrianaFaoro

Los estrenos de 24 y 31 de diciembre no se verán en la mayoría de los hogares de Puerto Ordaz y San Félix. El precio promedio de cualquier prenda de vestir, pantalón, blusa y zapatos, oscila entre 800 mil y 1 millón y medio de bolívares, en ofertas de las tiendas más económicas de la ciudad. En comercios de alta gama, 5 millones de bolívares es el costo base.

Gastar 3 millones de bolívares en un atuendo nuevo, cuando el sueldo mínimo vigente es de 177.507 bolívares, es misión imposible, sobre todo porque el monto de las utilidades en la mayoría de trabajos no superará el costo total de la pinta navideña.

Valentina Rodríguez, ama de casa y madre de dos jóvenes, comentó que no podrá darse el lujo de comprar ropa nueva este diciembre ni para ella ni para sus hijos. Las devaluadas utilidades que se ganaron en el hogar se invirtieron en los ingredientes para las hallacas, algunas luces para el arbolito, y un par de obsequios. 

Hiperinflación implacable

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Sundde obliga a comercios a recibir bono navideño otorgado por el gobierno

barra 4naranja220

A 1.370% escaló inflación acumulada en los últimos 11 meses

barra 4naranja220

Boletín de VenAmCham traza estrategias empresariales para tiempos de hiperinflación

 

“El viernes de la semana pasada le compré una cartera a mi hija, la más barata que había, en 477 mil bolívares. Vine hoy (jueves) a ver si me compraba una para mí, y la mismita cartera está ahora en 1 millón 300 mil bolívares”, compartió Rodríguez, sobre una tienda en Orinokia Mall. Un aumento de 272,53% del precio en solo seis días.

“Me parece demasiada especulación. ¿Cómo se puede comprar uno algo? La Sundde debería estar pendiente y fiscalizar estas cosas”, culminó.

En casi todas las tiendas de ropas de los centros comerciales Ciudad Alta Vista II y Orinokia Mall han optado por retirar las etiquetas con los precios de las prendas y hay que ir a consultar los costos en la caja.

El continuo cambio de los precios impide que las personas puedan planificarse y comprar la ropa al momento de recibir el salario, utilidades o bonos.

“El año pasado pensamos que estábamos muy mal, y todavía yo me pude comprar los estrenos. Ahorita ni he cobrado aguinaldos y cualquier cosa que me quiera comprar está en mil”, lamentó Ana Rosales, joven trabajadora de una floristería, refiriéndose con mil a 1 millón de bolívares. El cambio de términos coloquiales es otro efecto de la inflación.

“Descuentos”

Muchas tiendas del Orinokia Mall, que no son de marcas exclusivas, muestran carteles de descuentos entre el 20 y el 50 por ciento en su mercancía. Sin embargo, en comparación con las tiendas que venden los mismos productos y no tienen rebajas, el descuento no representa un verdadero ahorro, puesto que el precio post descuento es igual o más caro al precio promedio.

 

descuentoLa mayoría de negocios tienen avisos de descuentos entre el 20 y el 50 por ciento, pero las rebajas no representan precios competitivos

 

Es decir, una cartera económica oscila, en promedio, en 1 millón de bolívares. En una tienda con el 40 por ciento de descuento, los precios bases están en 3 millones de bolívares, para un precio final de 1 millón 800 mil bolívares.

“Yo creo que esos descuentos son para que uno crea… Pero todo está caro igual”, consideró Rosales.

Empleados de las tiendas revelaron que recientemente hubo una inspección del Estado para controlar los precios. En unos establecimientos aseguran que fue la Vicepresidencia de la República y otros que fue la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Económicos (Sundde); pero todos contestaron que las ventas disminuyeron estrepitosamente esta temporada decembrina.

En una zapatería del Centro Comercial Ciudad Alta Vista II, los dueños optaron por aceptar el cestaticket para fomentar las compras. Actualmente, el bono de alimentación mínimo en Venezuela es de 279 mil bolívares, superior al salario base. El Gobierno se ufana del término salario integral, para decir que el ingreso es de 456 mil 507 bolívares. Sin embargo, con este monto no se podrá comprar, ni siquiera, el más económico de los pares de zapatos.

La hiperinflación, nunca antes vista en Venezuela, hace que los ciudadanos se sientan desamparados ante los próximos retos. “Será conformarnos con tener de comer, porque vestirse ya no se puede”, concluyó una compradora que, por motivos personales, no reveló su nombre.

Visto 2165 veces Modificado por última vez en Sábado, 16 Diciembre 2017 23:38

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...