Martes, 02 Mayo 2017 00:00

Gremios de Bolívar prevén menos empleos y más inflación tras aumento salarial decretado por Maduro

 
Valora este artículo
(2 votos)
El nuevo ingreso mínimo, que abarca salario y bono de alimentación, cubre menos de la cuarta parte de la cesta básica familiar de marzo El nuevo ingreso mínimo, que abarca salario y bono de alimentación, cubre menos de la cuarta parte de la cesta básica familiar de marzo Foto Aníbal Barreto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN 

Ajuste salarial inconsulto deja el ingreso mínimo nacional en Bs. 200 mil

barra 4naranja220

Canasta básica familiar pasa la barrera del millón

barra 4naranja220

Informe de la AN revela que la inflación escaló 65,5% en primer trimestre de 2017

 

Mayor pérdida del poder adquisitivo del venezolano por el efecto inflacionario, desempleo e imposibilidad de cubrir gastos operativos por parte de las pequeñas y medianas empresas son las previsiones de los gremios empresariales de Guayana, tras el reciente aumento de 60% del salario mínimo y la modificación de la base de cálculo del bono de alimentación para los asalariados, anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

El ajuste, en la antesala del Día del Trabajador, ha colmado de preocupaciones tanto a asalariados como gremios empresariales, debido al rebote de los precios que, el mes pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó se ubicará en 720,5% al cierre del 2017, aunado a un retroceso del producto interno bruto (PIB) de 7,4%.

Pese a que el Ejecutivo aumentó el salario mínimo a Bs. 65.021, y el beneficio de alimentación a Bs. 135 mil, la canasta básica familiar que incluye alimentos y servicios se ubicó en marzo en Bs. 1.068.643,25, de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros.

“Es una decisión errónea, los trabajadores merecen una reivindicación que permita elevar el poder adquisitivo y cubrir no solo alimentos, sino vivienda, vestido, salud, pero todo está mermado”, consideró Yormán Hernández, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del municipio Caroní (Camcaroní), quien recalcó que el ajuste no compensa “en lo más mínimo la hiperinflación que ya vivimos en el país”.

“Es una irresponsabilidad del Ejecutivo nacional, que no discute con los trabajadores y los empleadores, incumpliendo el mandato la Organización Internacional del Trabajo (OIT). A la par, viola la Ley Orgánica del Trabajo al suprimir los derechos a las prestaciones fijando un bono de alimentación superior al salario”, dijo el dirigente, en alusión a la precarización del salario debido a la disparidad entre el bono de alimentación, sin incidencia en los beneficios económicos, y el salario.

ConstrucciOnEl sector construcción experimenta un 90% de paralización actualmente, precisó recientemente el presidente del gremio nacional

“No es justo que los técnicos y profesionales ganemos igual que el personal de limpieza. No es por desmeritar el trabajo, pero este país se ha encargado de ahuyentar la profesionalización”, lamentó Yesenia Malavé, una asistente contable de 47 años, que marchó el lunes en Ciudad Guayana para conmemorar el Día del Trabajador.

El presidente de Camcaroní explicó que existen diversas dudas tras el aumento salarial y la orden de pagar en efectivo el bono de alimentación. “Hay un vacío porque todo lo que se percibe de forma directa en cuenta nómina es salario. Nuestros asesores han recomendado separar el pago en dos cuentas… todo es un entuerto, un enredo, seguimos insistiendo en que decisiones tan trascendentales deben ser discutidas por los tres actores”.

A la par de la inflación en cadena, Hernández indicó que no se vislumbra la recuperación del aparato productivo. “Es más dinero en la calle, pero menos oferta”, puntualizó.

Impacto en sector construcción 

La Cámara de la Construcción del estado Bolívar (CCEB) manifestó a través de un comunicado que el ajuste salarial impactará inevitablemente en los contratos ya firmados. “La variación del tabulador ya se había estipulado en los últimos ajustes que se hicieron en el sector, sin embargo, la cláusula 41 de la convención colectiva de la construcción establece que si durante la vigencia de la normativa el valor del salario mínimo nacional supera o iguala el valor del salario básico para alguno de los cargos descritos en el tabulador de oficios y salarios, deberá activarse automáticamente la comisión de advenimiento que determinará los efectos del incremento del salario mínimo nacional del tabulador de oficios y salarios”, explicó Oscar Gómez, presidente del gremio empresarial.

Según este criterio, afirmó, 18 cargos del tabulador de la construcción se igualan al salario mínimo nacional, lo que significa que en los contratos que estén vigentes a partir del 1 de mayo deberán actualizar estos cargos.

Posteriormente, informó en el comunicado, se deberá discutir la variación adecuada en función de este aumento, la cual ha de ser aprobada por la Cámara Venezolana de la Construcción y las federaciones de trabajadores existentes en el país para que pueda ser homologada por el Ministerio del Trabajo.

El ajuste llega en momentos en que el sector construcción presenta una paralización de 90%, con más de un millón 200 mil empleos perdidos, precisó la semana pasada el presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), Juan Andrés Sosa.

 

ComillasAMARILLASNo es justo que los técnicos y profesionales ganemos igual que el personal de limpieza. (…) este país se ha encargado de ahuyentar la profesionalización”. Yesenia Malavé, asistente contablebarra ama650

 

El presidente del sector en Bolívar ratificó el desacuerdo del gremio con la decisión gubernamental por considerarla innecesaria en momentos de escasa producción nacional. “El aumento no es justo desde ningún punto de vista, está por debajo de la inflación y eso quiere decir que seguiremos comprando menos. Lo que debe realizar un gobierno serio es estabilizar las variables macroeconómicas: inflación, PIB, desempleo, demanda agregada, producción, tasa de cambio y de interés, para que haya un equilibrio y los incrementos sean sinceros y acordes con la realidad país”, recomendó.

Recalcó que mientras no existan acciones coordinadas con propuestas claras que vayan dirigidas a mejorar el comportamiento de estas variables de tipo agregado, así como las variables microeconómicas: demanda, oferta, producción, costos, consumidores, “este o cualquier otro aumento que se haga, ya sea en el sector construcción o cualquier otro, no será justo”.

Entretanto, destacó que la opción más inmediata que escogieron los pocos constructores activos de cara al reciente aumento salarial fue incrementar el rendimiento de las actividades de cada trabajador “y culminar los compromisos adquiridos en el menor tiempo posible” para evitar la variación del tabulador y la posibilidad de un nuevo aumento.

Fedecámaras: Pymes en aprietos 

El presidente de Fedecámaras Bolívar, Fernando Cepeda, sostuvo que tras el aumento salarial decretado por el mandatario nacional, aquellas pequeñas y medianas empresas que todavía se han logrado mantener abiertas a pesar de la crisis económica que atraviesa el país, tendrán mayores desventajas para sobrevivir; “considerando que en la mayoría de los casos, sus niveles de inventario son limitados y no cuentan con capacidad de renovar mercancía. Además, estas pymes no están en condiciones de mantener gastos operativos, lo que incidirá directamente en las cifras de desempleo”.

El economista resaltó que es necesario que se ejecuten nuevas políticas económicas que contribuyan a mejorar la pésima situación que está acabando con el aparato productivo nacional, por lo que enfatizó que se requiere un cambio de gobierno. “De continuar empeñados en el Plan de la Patria, Venezuela seguirá cada vez peor. No hay producción porque el Gobierno se ha enfocado en las importaciones y en destruir a los productores nacionales”, sentenció.

 

ComillasAMARILLASMientras el Gobierno siga empeñado en atacar las consecuencias y no las causas que verdaderamente disparan la inflación, no existirá aumento salarial que valga y el poder de compra seguirá empobreciéndose cada vez más”. Fernando Cepeda, presidente de Fedecámaras Bolívarbarra ama650

 

Cepeda lamentó que nuevamente se anuncien aumentos salariales ignorando los reglamentos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece la necesidad de hacer reuniones tripartitas en las que deben participar empresarios, el Ejecutivo nacional y sindicatos para establecer políticas salariales en beneficio de los venezolanos. 

A su juicio, el incremento salarial incide negativamente en el poder adquisitivo de los trabajadores, tomando en cuenta que los precios de bienes y servicios continuarán elevándose todavía más, por lo que los ajustes de sueldos se irán como sal y agua.

“Mientras el Gobierno siga empeñado en atacar las consecuencias y no las causas que verdaderamente disparan la inflación, no existirá aumento salarial que valga y el poder de compra seguirá empobreciéndose cada vez más”, señaló.

Entretanto, los venezolanos esperan el incremento salarial entre la incertidumbre del repunte de precios, incertidumbre sobre su estabilidad laboral, y un mayor deterioro de su calidad de vida.

Visto 1150 veces Modificado por última vez en Martes, 02 Mayo 2017 18:05

Reclaman una reunión con el mandatario nacional, pues sostienen que el ministro Juan Arias no califica como “intermediario” ni com...

A los ex trabajadores de la estatal de telecomunicaciones en Ciudad Guayana les toca el mismo pedazo de pastel que al resto de las...

A pesar de su situación, afirman ser 'revolucionarios' y llaman al presidente de la empresa a cumplir su compromiso con las 47 per...

Greys Villarroel lleva cinco días en las afueras del portón principal de la empresa. Fue despedido hace ocho meses y denuncia que ...

La secretaria de ATSM Caroní, Valentina García, denunció que el alcalde encargado, Tito Oviedo, ha dado la espalda al reclamo en d...