Viernes, 03 Julio 2015 00:00

Remodelación de la terminal en San Félix está en el olvido

 
Valora este artículo
(0 votos)
La remodelación del centro de autobuses parece un cuento sin fin que afecta a miles de personas que hacen uso de las instalaciones en todo el año La remodelación del centro de autobuses parece un cuento sin fin que afecta a miles de personas que hacen uso de las instalaciones en todo el año Foto Archivo

La remodelación de la terminal Monseñor Francisco Javier Zabaleta de San Félix va a paso de tortuga. La estructura, ubicada en la avenida Gumilla, debió estar lista para el 2 de julio de 2014, cuando Ciudad Guayana cumplía 53 años. Llegó el aniversario 54 de la urbe y no hay fecha para la inauguración de los nuevos espacios.

Para la reestructuración fueron aprobados 10 millones de bolívares. La reforma, a cargo de la Alcaldía de Caroní, arrancó el 11 de noviembre de 2013, y fue en enero de 2014 cuando todos los comerciantes quedaron a la intemperie. Para no cerrar acordaron armar tarantines en los andenes y así poder subsistir mientras tanto.

El tiempo ha pasado y tienen año y medio a la buena de Dios, a la intemperie sin que a ninguna autoridad le importe. A los usuarios les pasa igual, quienes abordan allí los buses y carritos deben convivir con el polvo, los animales callejeros, el hampa y las inclemencias del clima por la falta de una instalación apta.

La principal preocupación de los locatarios es que no hay avances en la obra; por el contrario, desde noviembre y hasta febrero no se movió ni un bloque en el lugar porque la contrata que estaba a cargo fue sacada. En la actualidad hay solo cuatro obreros dedicados a la obra.

La representante de los comerciantes formales, Luisa Arocha, expuso su honda preocupación por lo que pueda pasar en los próximos meses, en especial por las condiciones inhumanas en las que están trabajando, y el poco servicio que pueden brindar al pasajero.

“Necesitamos una respuesta del alcalde porque no la tenemos, no sabemos cuándo van a entregar la obra, no sabemos qué va a pasar y cómo vamos a seguir así sin condiciones para trabajar, exponiéndonos a enfermedades, a accidentes, estamos desasistidos”, comentó.

Por su parte María Rodríguez, usuaria del lugar, consideró que San Félix no se merece una terminal como la actual. “Esto es un desastre total, charco, sucio, desorden y hampa. Yo viajo con frecuencia por necesidad pero es horrible tener que estar aquí así, cuando llueve no hay dónde meterse, tienen que terminar estas obras cuanto antes y que sean de calidad y no como siempre hace el gobierno, cosas baratas que no duran”.

El proyecto de la nueva central de buses comprende instalaciones para la venta de boletería, espacios para los comerciantes y ventas de comida, reubicación del comercio informal y áreas aptas para la espera de los pasajeros. Dentro de la obra no se contempló el cambio del techo de asbesto de la estructura, pese a que el uso de este material está prohibido por su relación con diversas enfermedades pulmonares, incluyendo algunos tipos de cáncer.

Visto 2953 veces Modificado por última vez en Viernes, 03 Julio 2015 01:14

Asopemia celebró su 46 aniversario este viernes, en medio de las dificultades causadas por la hiperinflación, el déficit de insumo...

“Creo que la mayoría de los venezolanos no vamos a poder soportar esto, nos moriremos de hambre”, expresó Rosa Hernández, una jubi...

ISDA decidió reunirse de nuevo el lunes próximo “para continuar las discusiones respecto a las acciones” pendientes. ...

En una rueda de prensa en la que el peso de la crisis era atribuido a las medidas de naciones como Estados Unidos, un trabajador p...

El gremio de industrias alemanas manifestó su preocupación por las dificultades de pago del gobierno venezolano. “Incluso ante una...