Comer en Venezuela es cada vez más cuesta arriba. Además de la alimentaria, la canasta básica también subió más del doble en noviembre, de acuerdo con el Cendas. Una familia requería 3,4 salarios diarios para cubrir alimentos y servicios.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La canasta alimentaria familiar repuntó 132,6% en noviembre y se ubicó en 121.719 bolívares soberanos en el penúltimo mes del 2018, informó este jueves en su último informe el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

Tomando como base el salario mínimo vigente hasta noviembre de Bs. 1.800, el Cendas estimó que una familia venezolana de cinco miembros en promedio requería hasta ese mes 67,6 salarios mínimos, es decir, 2,3 salarios mínimos diarios equivalentes a 4.057,30 bolívares.

El reporte detalla que todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio de la siguiente manera: granos, 376,7%; salsa y mayonesa, 289,1%; azúcar y sal, 238,8%; frutas y hortalizas, 191,9%; pescados y mariscos, 161,4%; cereales y productos derivados, 144,2%; leche, quesos y huevos, 133,9%; grasas y aceites, 69,1%; raíces, tubérculos y otros, 62,4%; café, 54,4% y carnes y sus preparados, 53,6%.

Siguiendo el comportamiento del año a punto de culminar, 24 productos presentaron problemas de escasez, específicamente 40% de los 60 productos que contiene la canasta, además de 34 productos básicos entre medicamentos y artículos de higiene personal y doméstica.

Los cinco más costosos

Los granos fueron los de mayor alza en noviembre al aumentar 376,7%, debido a las alzas sustanciales de los diferentes tipos de granos: lentejas (512,6%); arvejas (442,4%) y las caraotas (272,1%).

El segundo grupo con mayor variación fue el de salsa y mayonesa que subió 289,1%, debido al incremento de precio de la mayonesa en 525% y la salsa de tomate en 153,3%, precisó el Cendas.

La categoría de azúcar y sal subió 238,8%, debido a la subida del precio de la sal en 433,83% y la azúcar en 235,8%.

Las frutas y hortalizas ocuparon la cuarta posición en inflación, tras elevarse sus precios en 191,9%. En este caso, las cinco más costosas fueron la patilla que escaló de Bs. 63,91 a 409,26 el kilo (540,4%); la zanahoria, de Bs. 119,64 a 748,09 el kilo (525,3%); el compuesto, de Bs. 238,97 a 1.361,34 el kilo (469,7%); la parchita, de Bs. 250,12 a 1.012,71 el kilo (304,9%); y el limón, de Bs. 85,12 a 337,70 el kilo (296,7%).

En el quinto lugar de inflación estuvo el rubro de pescados y mariscos que subió 161,4%, como consecuencia principalmente del alza de las sardinas enlatadas (270 gramos) que aumentaron 449,7%, seguidas por el atún enlatado (140 gramos) que subió 310,4%.

102 salarios mínimos para cubrir cesta básica

Pero los alimentos son solo un componente de la canasta básica familiar que repuntó 122,9% en el penúltimo mes del año y se ubicó en 183.715,22 bolívares. Tomando como base el salario mínimo vigente de ese mes, una familia requirió 6.123,84 bolívares diarios para cubrir su costo o 102,1 salarios mínimos mensuales.

Tal y como ocurrió en la canasta alimentaria familiar, todos los componentes de la canasta básica subieron de precio en noviembre. El alquiler de vivienda, precisó el Cendas, aumentó 159,7%; los servicios públicos básicos variaron 138,2% y los alimentos, como se precisó anteriormente, 132,6%.

Le siguieron la categoría de educación con un alza de 129%; salud, 121,6%; vestido y calzado, 88,8% y artículos de higiene personal y limpieza del hogar con una variación de 80,8%.