Fedecámaras Bolívar recalca que medidas impulsadas desde el Ejecutivo dan continuidad a la crisis económica.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) considera que se impulsa el decaimiento de la economía, luego de que en cadena nacional, Nicolás Maduro anunció el aumento del valor del petro, valor referencial para el salario en Venezuela, a 9.000 bolívares soberanos. Esta medida originó que el salario mínimo se fijara en 4.500 bolívares soberanos, lo que representa aproximadamente un aumento del 150% del ingreso mínimo nacional.

Ante esto, el presidente de Fedecámaras, Carlos Larrazabal, declaró que la economía se deprimió aún más de lo que estaba en el año 2017 y este 2018 cayó un 15% adicional. “Si se suma esa cifra a la caída de los últimos 3 años tenemos una caída de 54%, es decir, la economía se ha reducido más de la mitad. Eso no pasa ni en países en guerra”.

Además, explicó que el Gobierno venezolano está cayendo una vez más en la violación de las normas y convenciones internacionales suscritas con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en las cuales se establece la obligación de los Estados Miembros a realizar consultas para mantener el poder adquisitivo del salario.

Por su parte, el presidente de Fedecámaras en el estado Bolívar, Joni Houda, señaló que continúa el desastre de las políticas económicas ruinosas y de total quiebra del sector empresarial, y que no hay sorpresa ante la continuación del esquema de deterioro económico.

“El Gobierno no cumplió el objetivo ofrecido al anunciar su plan de recuperación económica, de lograr un déficit fiscal cero, alcanzar estabilidad cambiaria, incrementar la producción y establecer mecanismos flexibles de control de precios, lo cual va a profundizar la crisis económica y la recesión en el país”, expresó.

Finalmente, Fedecámaras insistió en encaminarse hacia una nueva política de mercado, ya que considera que no se puede seguir con políticas de control y de persecución sobre la libre iniciativa privada.

“Hay que permitir que cada ciudadano desarrolle sus capacidades y promover una economía que permita pagar un salario digno y bien remunerado, que no se refleja en la cantidad de bolívares que se cobran, sino el poder adquisitivo que poseen. Ahora es cuando debemos ser líderes de la reciedumbre, de la creatividad para mantener vivas las empresas y seguir sorteando esta turbulencia”. (Prensa Fedecámaras Bolívar)

Template by JoomlaShine