“Desde el 2005 acuñamos la consigna ‘Pdvsa se cae a pedazos por falta de inversión y mantenimiento’ y hoy vemos cómo se hace realidad”, sostuvo el dirigente sindical del sector petrolero, José Bodas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La producción petrolera de Venezuela se mantiene a la baja, de acuerdo con el informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) difundido este martes, que precisa que Venezuela produjo en octubre 1,17 millones de barriles diarios, 3,3% menos que el registro del mes previo.

El retroceso ha sido progresivo si se considera que en el primer trimestre del 2018, Venezuela produjo un promedio de 1,54 millones de barriles diarios, según las fuentes secundarias consultadas por la OPEP.

Según estas fuentes secundarias, la producción preliminar de crudo de la OPEP promedió 32,9 millones de barriles al día (mbd) en octubre, un aumento de 127 mil barriles diarios (tbd) respecto al mes anterior. El boletín mensual de la organización destaca que la producción de petróleo crudo aumentó principalmente en los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Libia y Angola, mientras que la producción disminuyó en Irán, Venezuela, Kuwait y Nigeria.

El boletín mensual no refiere datos oficiales de la producción petrolera venezolana. La última registrada es de septiembre de 2018, cuando se reportó una producción de 1,4 millones de barriles diarios.

“Desde el 2005 acuñamos la consigna Pdvsa se cae a pedazos por falta de inversión y mantenimiento y hoy vemos cómo se hace realidad”, sostuvo el secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), José Bodas, quien recalcó que el retroceso se evidencia en taladros, refinerías y muelles.

“La refinería Puerto La Cruz no está refinando petróleo por problemas con las calderas, turbinas, compresores, hornos (…) ese mismo deterioro lo vemos en los muelles, remolcadores y lanchas y en taladros de las empresas mixtas y Pdvsa. La clase trabajadora, los técnicos y profesionales con sentido de pertenencia hemos presentado soluciones y lo que recibimos es la falta de implementos de seguridad como botas, cascos, camionetas. Muchas veces no se hacen inspecciones en los campos porque hay problemas de cauchos y baterías e, incluso, riesgos en la seguridad industrial y física de los trabajadores”, dijo.

El dirigente sindical lamentó cómo la industria petrolera va cayendo sin voluntad estatal para resolver el problema a la vista. “El presidente de Pdvsa ha hecho hasta misas para pedir aumento de la producción, pero respetando la religión de cada persona está claro que no es con misa que se va a aumentar la producción petrolera, sino con inversiones, mantenimiento, buenos salarios y el cese de la persecución laboral”.

A juicio de Bodas, entre las soluciones al descalabro productivo de Pdvsa está el necesario respeto de las contrataciones colectivas, dotar de equipos de protección personal a los trabajadores, proveer transporte, garantizar los comedores y concretar las inversiones en refinerías, taladros, muelles y áreas de producción.

En junio de 2018, el presidente Nicolás Maduro exigió a la directiva de Pdvsa crear un nuevo modelo de gestión en la estatal con participación de los trabajadores. “Quiero un nuevo modelo de gestión, quiero un nuevo modelo gerencial, quiero un nuevo modelo organizativo donde la clase obrera tenga el poder fundamental de decisión para el rumbo. Quiero el socialismo petrolero”, expresó Maduro.

Meses antes, en noviembre de 2017, había anunciado una revolución profunda en la petrolera. “Yo quiero hacer una revolución productiva sustentada en la clase obrera rumbo al socialismo, debemos abrirle camino a la prosperidad económica. Esta nueva economía productiva nace en la industria petrolera con la nueva ética y la nueva moral”, dijo.

Pero ninguno de los deseos y anuncios se ha traducido en la mejora de la producción. De allí que en agosto de 2018, el presidente de la industria y ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, firmara acuerdos de servicio con 14 empresas para aumentar la producción en 14 campos petroleros de 384 mil barriles al día a 641 mil barriles diarios.

Pdvsa mantendría el control de los campos, según el acuerdo, que implica dar facilidades de inversión y seguridad jurídica a la parte inversora para la recuperación de pozos inactivos. Aunque el Ejecutivo no detalló el plazo para el aumento de la producción, el reciente boletín de la OPEP da cuenta de que la baja continúa.

Template by JoomlaShine