“Cuba y el antiguo régimen de Maduro siguen intentando circunvalar las sanciones cambiando los nombres de los barcos y facilitando el movimiento de petróleo desde Venezuela a Cuba”, denunció Justin Muzinich, subsecretario del Departamento del Tesoro.

Estados Unidos ha sancionado este martes a seis buques que han sido identificados como propiedad de la petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, y que habrían burlado las anteriores medidas punitivas dictadas contra la industria petrolera del país para aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro.

El Departamento del Tesoro ha indicado que los seis buques pertenecen a la estatal petrolera y “han entregado recientemente productos petroleros de Venezuela a Cuba”. Los barcos señalados están Yare, Ícaro, Paramaconi, Terepaima, Manuela Sáenz y Luisa Cáceres de Arismendi.

Además, ha precisado que el Esperanza, ya fue sancionado en abril bajo el nombre de Nedas. “Cuba y el antiguo régimen de Maduro siguen intentando circunvalar las sanciones cambiando los nombres de los barcos y facilitando el movimiento de petróleo desde Venezuela a Cuba”, ha denunciado el subsecretario del Tesoro, Justin Muzinich.

El departamento de Steven Mnuchin ha explicado que con este paso pretende “atacar la corrupción del antiguo régimen de Maduro en el sector petrolero y los mecanismos usados para transportar el petróleo que envía al régimen cubano a cambio de asistencia en seguridad e Inteligencia, lo cual es una de las fuentes remanentes de apoyo” al gobierno chavista.

Las autoridades norteamericanas han destacado que los envíos de petróleo venezolano a Cuba “muestran las prioridades de Maduro” en un momento en el que “el pueblo de Venezuela pasa hambre”.

El número dos del Tesoro ha ratificado que “Estados Unidos seguirá adoptando las medidas necesarias para proteger al pueblo de Venezuela”.

Como consecuencia de estas sanciones, se prohíbe cualquier transacción con ciudadanos de Estados Unidos o en tránsito que guarden relación con las propiedades apuntadas.

La administración de Donald Trump ya ha dictado medidas punitivas contra numerosos altos cargos e intereses venezolanos, incluido Maduro, por violaciones de los derechos humanos, corrupción y narcotráfico.

Template by JoomlaShine