Edison Arciniegas, especialista en desarrollo y seguridad alimentaria, aseguró que de enero a julio el número de cajas CLAP a nivel nacional se redujo en casi tres millones.

El director ejecutivo de Ciudadanía en Acción, Edison Arciniega, afirmó que la distribución de los llamados Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) ha caído dramáticamente “en cobertura, en el número y en el peso de las cajas”. Precisó que para el año 2016, cuando se instauró este sistema, se otorgaban 12 rubros por caja para un peso de 19 kilogramos, hoy en día cada caja alcanza solo nueve kilogramos.

“Tenemos un CLAP que en el mes de enero logró cubrir 54.76% de la familia y suministrar seis millones de cajas y que en el mes de julio cerró con 46.73% de la familia y 3.800.000 cajas, es decir, tenemos un CLAP que ha caído en cobertura, en el número de cajas y en el peso de las cajas”, explicó.

Criticó además la imposición de condiciones para obtener los alimentos subsidiados: “Los CLAP tienen listas para firmar en contra de las sanciones, condicionar por alimentos es un acto despreciable (…) a una población que tiene dificultades para comer le sumamos proselitismo político, no podemos politizar un derecho tan importante como el derecho a la alimentación, para que haya salud y neuronas debe haber buena alimentación”.

En entrevista para Primera Página, detalló además que el abastecimiento aparente que se observa en los supermercados del país se debe a la caída del poder adquisitivo del venezolano.

“Tenemos un abastecimiento aparente, tenemos productos, por ejemplo un kilo de harina que antes duraba unas pocas horas en los anaqueles, en 2012 duraba seis horas, hoy puede durar hasta cinco días (…) Ese fenómeno de abastecimiento se debe a una caída en la capacidad adquisitiva de la población porque si fuera por producción primaria, Venezuela tendría carencias alimentarias desde el año 1952”, aseguró.

Emergencia humanitaria

Arciniega alertó, además, sobre lo que denominó una “emergencia humanitaria compleja” basada en las carencias nutricionales de los venezolanos.

“Las emergencias humanitarias se constatan fundamentalmente siguiendo los indicadores alimentarios: desnutrición, acceso a los alimentos y disposición de alimentos, en el caso de Venezuela están profundamente alterados”, indicó el director ejecutivo de Ciudadanía en Acción quien detalló además que actualmente el país cuenta con solo 309 mil toneladas métricas de alimentos de 1.017.000 por mes.

Ante esto, hizo un llamado a las autoridades competente a tomar cartas en el asunto para “buscar respuestas que nos lleven a resolver la caída en la disposición de alimentos que implica incremento en los precios pero también implica desmejoras nutricionales e implica graves consecuencias para el conjunto del país”.

Arciniega se mostró contrario ante sanciones extranjeras que indirectamente afectan la alimentación de los venezolanos, a través de la importación de alimentos.

“La gran pregunta es: ¿Cuál es el trato con los productos alimentarios? Esa hostilidad no debería traducirse en castigos contra la población venezolana”.

Finalmente, el especialista en desarrollo y seguridad alimentaria aseguró que entre las soluciones inmediatas a la crisis se necesita “un cambio de actores y de políticas públicas, necesitamos que exista un clima nacional e internacional que incentive la producción en Venezuela”. (Prensa Ciudadanía en Acción)

Template by JoomlaShine