Viernes, 29 Abril 2016 00:00

Carreras de caballos en Angostura

 
Valora este artículo
(1 Voto)

A2 AmericoEran carreras al descampado, destinadas a hacer un poco de ejercicio, a probar la fuerza, la velocidad y el brío de los caballos criollos, estimular el espíritu de la competencia lubricado con las apuestas y, en general, destinadas a la recreación.

El 29 de abril de 1820 fue introducida en la provincia de Guayana la afición por las carreras de caballo. La introdujeron los legionarios ingleses e irlandeses

El primer hipódromo de Ciudad Bolívar comenzó a construirse a mediados del año 1907 en la parte oriental de la ciudad sobre terreno otorgado por la municipalidad y con capital aportado por el sistema de acciones. Constaba de una pista de 1.000 metros por 12 de ancho, para seis caballos.  
       

que, a falta de instalaciones adecuadas, escenificaban sus desafíos en la Mesa de Angostura.

Testimonio de esa afirmación se halla en el Museo Bolivariano de Caracas, en una hoja suelta fechada el 27 de abril de 1820 en Angostura, que dice: “DESAFIO DE CABALLOS se correrá el sábado 29 del corriente, cerca de la Mesa, a las 4:00 de la tarde, los dos caballos abajo mencionados, con sus respectivos cabalgadores: El de Mr. Monsanto Bargas corrido por el Mayor Mamby, del Batallón de Albión contra el de Mr. Brown Devereux, corrido por el general Power de la legión irlandesa”.

Esa hoja, suelta sin pie de imprenta, pero seguramente editada en el Taller de impresión de Andrés Roderick, es testimonio fidedigno de que en 1820, la capital de la provincia de Guayana estaba participando de un deporte que la marcaría para siempre y que fueron indudablemente los ingleses y los irlandeses quienes lo introdujeron.

Los nombres de Thomas Mamby, destacado voluntario de la expedición de Elsom, y del general Power, deben, inscribirse en la historia hípica bolivarense como precursores de este deporte del hipismo por el cual los bolivarenses experimentan gran afición.

Thomas Mamby era nieto de Matthew Papper Mamby de Norfolk, un compañero de clases del Almirante Nelson, héroe de la Batalla de Trafalgar.

Para entonces no sólo la cría de ganado vacuno en Guayana era extensiva, sino también la mular y caballar. Los primeros caballos llegados a Guayana procedían del lado colombiano, introducidos allá por el conquistador y fundador de Bogotá, Gonzalo Jiménez de Quesada.

Terrenos del aeropuerto

En carta del 19 de enero de 1819 el mayor Mamby dice a sus familiares en Inglaterra: “Los generales Mariño y Valdés están aquí, en la misma residencia. El primero, segundo comandante de la Provincia, me ha mandado a buscar un caballo a cien millas, pues los de aquí son todos malos”.

 

A12 Antonio

Antonio María Delgado, fundador

 
 

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  Andrés Ernesto Bello Bilancieri

■  Tres décadas sin la gran guitarra de Angostura

■  Casco Histórico de Ciudad Bolívar: Monumento Nacional

 

De suerte que las competencias hípicas que se establecieron en Inglaterra con el Rey Jacobo Primero (1603-1625) llegaron a la Angostura del Orinoco 190 años después. Las competencias se realizaban cerca de la Mesa de Angostura, vale decir, buscando hacia el actual aeropuerto de Ciudad Bolívar.

Eran carreras al descampado, destinadas a hacer un poco de ejercicio, a probar la fuerza, la velocidad y el brío de los caballos criollos, estimular el espíritu de la competencia lubricado con las apuestas y, en general, destinadas a la recreación, pues aparte de ir a los baños, practicar la cinegética e ir a las tabernas con billares, muy poco quedaba donde divertirse en la Angostura de 1820, con unos 6 mil habitantes aproximadamente.

El hipódromo

De allí podemos deducir que se origina en parte la afición de los bolivarenses por el hipismo; pero cuando en realidad se levantan instalaciones apropiadas para desafíos o competencias es a comienzo del siglo XX, por iniciativa del Jockey Club de Ciudad Bolívar, presidido por Antonio María Delgado, doctor en Ciencias Políticas, egresado de la Universidad de Guayana en 1894, y Santos Palazzi, bolivarense descendiente de corsos y muerto en la Primera Guerra Mundial o Guerra del 14.

El hipódromo comenzó a construirse a mediados del año 1907 en la parte oriental de la ciudad sobre terreno otorgado por la municipalidad y con capital aportado por el sistema de acciones. Constaba de una pista de 1.000 metros por 12 de ancho, para seis caballos. Tribuna para 500 personas y una casilla de Juez y comisarios. Fue inaugurado los días 27 y 28 de octubre de ese año con un programa de cinco carreras por día, cada una de tres caballos. Participaron diez ejemplares locales y dos traídos de Trinidad y El Callao, donde ya existía un Hipódromo fundado por Felipe Abatti.

Con la inauguración de su hipódromo, Ciudad Bolívar se puso a la par del Jockey Club de Caracas que oficialmente había iniciado las carreras hípicas en 1886, durante el período presidencial de Joaquín Crespo. El primer Hipódromo de Caracas funcionó en las Delicias y en 1908 pasó al Paraíso.

Triple jornada

Este primer Hipódromo de Ciudad Bolívar fue reubicado en terrenos ocupados por el automercado CADA y se mantuvo activo hasta el período de Noel Valery, presidente municipal (1964-66), en cuya gestión un grupo de propietarios de caballos de carreras liderado por José Antonio Grimaldi decidió construir un hipódromo en la zona perimetral de Jobo Liso, que superó en instalación a todos los anteriores.

El de Jobo Liso, declarado en quiebra en 2002, fue instalado sobre terrenos cedidos en comodato por el Concejo Municipal, que hasta 1989 estuvo representado en la Junta Directiva.

El dueño absoluto del hipódromo pasó a ser la Unión de Propietarios de Caballos de Carreras que en un principio estuvo empeñada en que el Instituto Nacional de Hipódromos lo absorbiera tal cual como ocurre con el de Maracaibo y Valencia, pero las gestiones nunca prosperaron y el Hipódromo Angostura permaneció hasta su liquidación.

El 12 de octubre de 2002, por iniciativa de su propietario, el médico Mateo Meo Polino, surgió un nuevo hipódromo a 15 minutos de la ciudad, vía Maripa, con el nombre de Centro Turístico y Ecuestre Rancho Alegre, el cual comenzó a operar en firme el 30 de noviembre con triple jornada los días viernes, sábado y domingo.

Visto 3363 veces Modificado por última vez en Sábado, 30 Abril 2016 02:56

En abril de 2008, el locutor y escritor fallecido el miércoles, compartió sus vivencias con los estudiantes de Comunicación Social...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

Este lunes el alcalde encargado, Tito Oviedo, otorgó ayudas económicas entre 150 y 200 mil bolívares a cultores que participarán d...

La presidencia de Palacio considera que el repudiable hecho “apunta hacia un permanente irrespeto al conocimiento, a la cultura, a...

El director venezolano habla de su padre, de los populismos y del cine mientras espera convertirse en el ganador de la categoría M...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...