Miércoles, 11 Enero 2017 00:00

Infantino: un nuevo como los viejos

 
Valora este artículo
(3 votos)
Más votos, más poder, más dólares. Negocio redondo para la FIFA Más votos, más poder, más dólares. Negocio redondo para la FIFA

Por decisión unánime el Consejo de la FIFA ha decidido sumar 16 equipos a la Copa del Mundo del 2026. La propuesta fue impulsada por Gianni Infantino y esta a su vez lo impulsó a él para ser el nuevo Blatter del fútbol. Sí, el nuevo Blatter. 

Diría un amigo, “el mismo perro peinao para el otro lado”, y no es para menos. Más allá de posturas y argumentos, las distintas posiciones en torno a la decisión tienen un punto de encuentro: obedece a intereses económicos. 

El que crea que la FIFA tiene un gran corazón y decidió abrirle los brazos a los débiles, es, cuando menos, un ingenuo. 

A mayor cantidad de partidos, más plata para FIFA y sus asociados. ¿Lo deportivo? – Para otro día. Todo muy correspondido con la gestión anterior de la que Infantino ha prometido huir para siempre. 

Para lograr la expansión el nuevo presidente se supo rodear de ex jugadores. Algunos influyentes, otros no tanto. Diego Maradona, por ejemplo, eterno enemigo de FIFA, hoy es el máximo defensor de la idea.

Anuncio a medias

Si bien el reglamento puede ser definido e incluso modificado hasta tres años antes de la competencia (2023), el hecho de que no se sepa de manera oficial cuál será la distribución de cupos y cómo afectará el desarrollo de cada eliminatoria, entre otros tantos detalles, evidencia que lo único importante era sellar la expansión. 

El Mundial es elitesco. Siempre lo fue. Confeccionado para los mejores y por eso, lo que pasa cada 4 años significa tanto. Los espacios se ganan. Que de un golpazo un país que no evolucionó futbolísticamente, participe del evento, no garantiza un punto de inflexión positivo. 

Si un país pretende llegar a un Mundial que lo haga transitando los pasos debidos. No desde la flexibilidad de una eliminatoria.

El que logre combinar esos dos factores para 2026 por supuesto que también tendrá méritos, pero necesitará mantenerlos en el tiempo: la gran prueba de la expansión.

¿Decisión incluyente?

La clasificación al Mundial representa grandes ganancias para las federaciones. Lo preocupante es que ese dinero estaría a merced de los corruptos que por tantos años, con sus decisiones, alejaron a las selecciones de la competición. 

Por eso, si FIFA quiere ser realmente incluyente debería partir desde el saneamiento de sus confederaciones afiliadas. 

La expansión tiene sus puntos positivos y seguramente de aquí a 9 años se consolidarán con argumentos. Lo que hoy me lleva a oponerme es reconocer que se derivan de una decisión populista. Por defecto y antecedentes siento recelo por esas conductas. 

Los logros deben ser proporcionales y se alcanzan cuando el crecimiento es sostenido. La satisfacción de conseguir las cosas va de la mano con el grado de dificultad y la expansión amenaza esos principios. 

Curiosamente el último Mundial de 32 equipos se jugará por primera vez entre noviembre y diciembre. Cambios impensados hace algunos años. Cambios difíciles de digerir y que no se acercan a la raíz del problema del fútbol mundial.

Visto 469 veces Modificado por última vez en Jueves, 12 Enero 2017 22:41
Más en esta categoría: « Un Rincón de alegría

Cristiano Ronaldo ganó el premio The Best a mejor jugador de 2016, el entrenador del año fue el italiano Claudio Ranieri del Leice...

Cancelada la sexta etapa del Dakar 2017 en Bolivia por las fuertes lluvias. Desde Oruro los competidores viajaron a La Paz, el dom...

Juan Domingo Tolisano se había trazado una meta para cerrar las incorporaciones en la negriazul y encarar el próximo Apertura-2017...

El famoso derbi del Merseyside se decidió a favor de los “reds” quienes en los minutos finales vencieron por 1-0 a su eterno rival...

Con registros récords cada uno por su lado, este jueves en las semifinales de Mundial de Clubes se verá un duelo en los banquillos...

 El portugués se baña en oro por cuarta vez, al ser electo, sin mayor sorpresa con el Balón de Oro, él cual ha venido disputa...