Miércoles, 11 Octubre 2017 00:00

Un festejo argentino tras una eliminatoria sufrida

 
Valora este artículo
(0 votos)
Messi se montó el equipo al hombro, tanto en la cancha como fuera de ella. Foto ole.ar Messi se montó el equipo al hombro, tanto en la cancha como fuera de ella. Foto ole.ar

Quito.-

Abrazos, cánticos, gritos. La clasificación argentina al Mundial de Rusia 2018 en Quito será recordada como la noche en que Lionel Messi y sus compañeros se convirtieron en hinchas desaforados.

Fue un desahogo en la intimidad del vestuario del estadio olímpico Atahualpa de Quito después de tanta presión y sufrimiento a lo largo de la eliminación sudamericana y las frustraciones arrastradas con las derrotas en las tres finales consecutivas del Mundial de Brasil 2014 y las Copas América 2015 y 2016.

"Los jugadores me van a demostrar que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro, como lo llevo yo", corearon los jugadores a los saltos y haciendo girar sus camisetas en el aire, un cántico tradicional de los estadios argentinos y que popularizó la "barrabrava" de Boca Juniors. Paulo Dybala, Gabriel Mercado y Nicolás Otamendi fueron algunos de los que retrataron esos instantes en las redes sociales.

Messi fue uno más en el festejo, subido a un banco y aferrado a uno de los armarios mientras saltaba y cantaba, tras una noche épica con su hat-trick a Ecuador que clasificó "in extremis" a la Argentina y alimentó aún más su mito como el mejor jugador del mundo.

La puerta amarilla del vestuario se abría a cada segundo, permitiendo a la prensa ser testigo de aquel instante íntimo.

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, abrazó a cada uno de los jugadores, que a su vez se abrazaban entre ellos mientras cantaban y festejaban. Nada importaba y la ducha tuvo que esperar largo rato porque nadie se quería perder ese momento en el que hilvanaron todos los cánticos futboleros argentinos y disfrutaron una clasificación que se sufrió hasta el final.

Momentos antes, Tapia había sorprendido esperando al pie de la escalera a Messi, a quien estrechó en un extenso y afectuoso abrazo. Se soltaron, se dijeron unas palabras y fue entonces el delantero quien volvió a estrechar al dirigente por varios segundos más. Quizás en agradecimiento a su apoyo a lo largo de estos años en que la crisis institucional de la AFA afectó de forma directa a la selección.

Fue Tapia, entonces a cargo de las selecciones nacionales, quien se hizo cargo de solucionar los incontables problemas que tuvo Argentina durante la Copa América Centenario en Estados Unidos, en la que hasta los jugadores debieron colaborar para armar un gimnasio en los días previos al debut.

Los jugadores argentinos le dedicaron además duros calificativos a la prensa crítica en un canto que se escuchó desde afuera y luego se viralizó en las redes por un video anónimo: "Hay que alentar hasta la muerte, porque a Argentina la quiero, porque es un sentimiento y lo llevó en el corazón... y no me importa lo que digan esos putos periodistas, la puta que los parió, acá está la selección", tronaron.

La confirmación de que el capitán Messi y sus compañeros habían decidido levantar la veda que habían impuesto desde hace casi un año a la prensa argentina armó revuelo en la improvisada zona mixta armada en la puerta del vestuario. La huelga la habían iniciado en noviembre en protesta por una versión difundida por un periodista que involucró a Ezequiel Lavezzi en un escándalo.

En la noche de Quito, donde se olvidaron los efectos de los 2.850 metros de altura, todo fue sonrisas y alivio. Y así lo expresaron los jugadores a cada instante que se les pidió su opinión.

"Salió perfecto", resumió Messi la gran noche que vivió en Quito con la victoria por 3-1 sobre Ecuador que le abrió nuevamente el horizonte a su gran ilusión: volver a jugar un Mundial y ganarlo.

Messi apostó a todo o nada. Quedar afuera del Mundial podría haber tenido consecuencias inimaginables para la selección y el fútbol nacional. "Hubiera sido una locura", reconoció el crack, que admitió también que tuvo "miedo de quedar afuera".

"Sabíamos que para muchos se podía terminar la historia", advirtió luego su compañero Javier Mascherano.

El partido empezó mal, con un tempranero gol de Ecuador en el primer minuto de juego que cayó como un balde de agua fría. "Se me pasaron un montón de cosas por la cabeza, fue un golpe durísimo empezar así", recordó Messi, ganador de cinco Balones de Oro. 

Pero la historia fue otra gracias a su maestría y los goles que tanto habían tardado en volver en medio de una sequía que preocupaba a todo el país. 

El delantero, de 30 años, se puso el equipo al hombro, volvió a armar una gran sociedad con Ángel Di María -muy cuestionado en la previa del partido- y anotó tres goles. 

Atrás quedó una eliminatoria muy complicada, con tres técnicos distintos y con derrotas o empates que decepcionaron hasta a sus propios protagonistas. "Nos fuimos metiendo solos en este lío", reconoció Messi. 

"Messi no le debe un Mundial a Argentina, el fútbol le debe un Mundial a Messi", resumió el seleccionador argentino, Jorge Sampaoli. 

"Es el mejor jugador de la historia y realmente me emocionó mucho poder estar en un grupo que dio un paso de cara a un nuevo campeonato del Mundo", destacó Sampaoli.

Los festejos continuaron en el avión de regreso a Buenos Aires, con el "Papu dance", el baile que popularizó Alejandro Gómez en el Atalanta de Italia.

Visto 95 veces

Con diez jugadores tras la expulsión de Gerard Piqué, el Barcelona mantuvo su ritmo ganador en el Grupo D al vencer por 3-1 al mod...

El campeón italiano no la pasó bien ante el Sporting de Lisboa sobre el final pudo disfrutar del triunfo gracias a un gol de Mandz...

Su mortífera delantera compuesta por Mbappé, Cavani y Neymar hicieron trizas al Anderlecht de Bélgica al golearlos por 4-0 y mante...

Luego de su mal arranque en la Liga de Campeones, el cuadro germano recuperó la confianza tras la llegada de Jupp Heynckes y goleó...

Con la fortuna de su lado y gracias a un error del joven portero Mile Svilar del Benfica, consiguió una trabajosa victoria para co...

Viniendo de atrás las Águilas del América se quedaron con el tradicional clásico del fútbol mexicano al vencer por 2-1 a las Chiva...