Jueves, 15 Junio 2017 00:00

La Copa Confederaciones y su incierto futuro

 
Valora este artículo
(0 votos)
Poco entusiasmo ha generado la Copa Confederaciones a un año del mundial de Rusia. Foto AFP Poco entusiasmo ha generado la Copa Confederaciones a un año del mundial de Rusia. Foto AFP

Moscú.- La Copa de las Confederaciones, un torneo que se disputará en Rusia del 17 de junio al 2 de julio, no se ha asentado como una competencia referencia en el calendario futbolístico y la FIFA estaría estudiando sustituirla por un Súper Mundial de Clubes, según prensa especializada.

La saturación del calendario, sobre todo para las grandes selecciones y sus estrellas, hace que muchos equipos y jugadores no quieran disputarla.

El último ejemplo, y a la vez el más claro, es el del seleccionador alemán Joachim Löw: "Seguramente no me pondré triste si no se celebra en 2021", dijo el DT al dar hace unos días la lista de convocados para el torneo, en el que la Mannschaft participará como campeón mundial.

Löw no solo mostró su desinterés por el torneo con palabras, sino también con hechos: en la lista de 23 convocados solo figuran tres futbolistas de los que ganaron el Mundial en Brasil-2014: Julian Draxler, Matthias Ginter y Shkodran Mustafi.

"El objetivo número uno es la Copa del Mundo el próximo año", dejó claro el técnico que dirige al combinado alemán desde hace más de 10 años.

El mayor problema lo suelen poner los equipos europeos. Un jugador como el portugués Cristiano Ronaldo, que jugó (y ganó) la Eurocopa y participará en la Copa de las Confederaciones, podría llegar a tener que jugar más de 100 partidos en dos años, si se cuentan los encuentros con el Real Madrid y los que tiene que jugar con su selección para buscar la clasificación mundialista.

"Tres torneos en tres años (Eurocopa-2016, Copa Confederaciones-2017 y Mundial-2018) es límite", añadió Löw, precisando el "gran riesgo de lesiones" que presenta.

"Tenemos que aceptarlo, pero siempre somos los clubes los que tenemos que adaptarnos", se quejó en su momento Rafael Benítez, en su momento entrenador del Liverpool, por tener que liberar a los internacionales españoles para participar en la Confederaciones de 2009.

Hasta el astro brasileño Pelé lamentó en su día esta situación: "Hay demasiados partidos en un corto espacio de tiempo en la Copa de las Confederaciones. Es demasiado duro para los jugadores. Se les exige cada vez más táctica y físicamente y tienen poco tiempo después para recuperarse".

Los clubes europeos son siempre los que más se han quejado, al concentrar en sus plantillas la mayor parte de las estrellas que participan en estos torneos internacionales.

Prensa de todo el mundo ha publicado en las últimas semanas que la Asociación de Clubes Europeos (ECA) ha planteado a la FIFA organizar un Super Mundial de Clubes en los años impares, para no coincidir con el Mundial ni con los campeonatos continentales de selecciones.

¿Hacia un Super Mundial de Clubes? 

Este torneo, en el que participarían 16 o 24 equipos de todas las confederaciones sustituiría no solo a la Copa de las Confederaciones, sino también al Mundial de Clubes, otro torneo que no despierta gran interés, sobre todo en Europa.

Este Súper Mundial de Clubes se celebraría en el mes de junio de los años impar, para no coincidir con la Copa Mundial ni con la Eurocopa y en una sede rotatoria, siguiendo el modelo de la gran competición de selecciones.

La FIFA es consciente también de que un torneo que pueda reunir a Real Madrid, Boca Juniors, Flamengo, Bayern Múnich, Santos, Barcelona, River Plate, América o Chivas, por decir solo algunos nombres de clubes, tendría mucho mayor interés para los aficionados y los patrocinadores serían mucho mayores.

Queda por saber si Sudamérica acabaría adaptándose, ya que habría que cambiar las fechas de la Copa América y, sobre todo, si las federaciones nacionales están dispuestas a perder una parte del pastel, aunque pequeña, que supone la Confederaciones.

El torneo que se disputará en Rusia repartirá 12 millones de dólares entre sus participantes y el ganador de la competencia se llevará 4,1 millones de premio.

Unas cifras, no obstante, que quedarían empequeñecidas por lo que podría generar el nuevo Mundial de Clubes, que podría ser aprobado por la FIFA antes de que acabe el año.

Si es así, Rusia podría pasar a la historia como la última sede de la Copa de las Confederaciones.

Visto 818 veces Modificado por última vez en Jueves, 15 Junio 2017 19:43

El manager indicó que para el equipo fue muy difícil reponerse del nocáut sufrido en el debut. ...

Cavani y Neymar volverán a verse las caras en duelo histórico de eliminatorias. Brasil, líder de las eliminatorias estará visitand...

El jardinero del Magallanes tocó el tema mientras se entrena para debutar en la pelota mexicana. ...

Los nipones volvieron a quedarse en las semifinales, en un partido donde par de errores defensivos marcaron la diferencia. ...

Ante una Vinotinto ya eliminada, en plena etapa de reconstrucción, los incas se juegan su último boleto para subirse al tren que p...

El seleccionador nacional tuvo su habitual rueda de prensa previa al partido ante Perú donde destacó el recordar las pasadas sensa...