En Abu Dabi será su última carrera en la máxima categoría, pero ahí no terminará su carrera, ya que experimentará en la Indy-Cars.

Berlín.- Fernando Alonso cree que McLaren será más competitivo el año que viene, pero eso ya será demasiado tarde para él porque el doble campeón del mundo disputará este fin de semana en Abu Dabi su último Gran Premio en la Fórmula 1.

Sin embargo, su misión en el motor todavía no está terminada y a partir de la temporada que viene irá en busca de más gloria. Su objetivo será convertirse en el segundo piloto de la historia en completar la "triple corona" del automovilismo.

Campeón de la Fórmula 1 en 2005 y 2006, el piloto de 37 años pondrá fin a su carrera en la máxima categoría del motor habiendo disputado 314 carreras. En total, 32 victorias (la última en 2013), 97 podios y 22 "poles". Números que le acreditan como uno de los mejores de todos los tiempos.

Desde que debutó el 4 de marzo de 2001 en el Gran Premio de Australia a bordo de un Minardi, completó 17 temporadas en la Fórmula 1 en cuatro equipos diferentes: Minardi, Renault, McLaren y Ferrari. Tanto en Renault como en McLaren corrió en dos etapas diferentes.

Sus mejores años fueron con Renault, con el que puso fin al dominio del mítico Michael Schumacher. Después convivió muy a menudo con la frustración.

Siempre se ha dicho en el mundo del motor que Alonso no tiene un carácter sencillo, pero el español insistió recientemente en que se necesita cierto egoísmo para prevalecer en un deporte como la Fórmula 1.

"Necesitas no tener corazón", dijo una vez el español. "Los otros pilotos no son enemigos, pero uno tiene que centrarse en sí mismo y en ganar. Es incluso mejor si puedes 'herir' a alguien a la hora de conseguir una ventaja sobre ellos".

El domingo se enfundará por última vez el mono de McLaren para subirse a un Fórmula 1 y competir. "Abu Dabi será una carrera muy emocionante para mí. Supondrá el final de 17 años felices en la Fórmula 1".

Recientemente señaló en una entrevista con la cadena ESPN que deja la categoría porque ya lo ha conseguido todo. "Esta parte de mi carrera está terminada. Fue un éxito. He marcado la casilla y ahora tengo que buscar otra para llenarla. Es la única razón".

Alonso correrá el año que viene en la Indy500 -también con McLaren- con el objetivo de ser el segundo hombre en la historia en lograr la "triple corona", es decir, ganar la Indy, el Gran Premio de Mónaco y las 24 horas de Le Mans.

Alonso ya conquistó Mónaco y Le Mans y sólo le faltan las 500 millas de Indianálipolis para igualar el logro de Graham Hill.

"Es el piloto más inteligente con el que he trabajado. Combina esta inteligencia con un nivel supremo de talento natural y te quedará una combinación muy potente", dijo su antiguo ingeniero Mark Temple a la página web de la Fórmula 1.

Lewis Hamilton, actual campeón del mundo y con que el vivió sus momentos más tensos en 2007, habló de Alonso como "un fenómeno", pero también señaló que podría haber conseguido mucho más si hubiera elegido bien los equipos.

Tras su debut con Minari, en 2003 se ganó un asiento con Renault y en su momento se convirtió en el piloto más joven en lograr una pole, en ganar una carrera y en conseguir un campeonato del mundo.

Tras el título de 2005 revalidó la corona al año siguiente y en 2007 fichó por McLaren, donde esperaba seguir los pasos de un mito como Ayrton Senna, que ganó sus tres títulos en la escudería británica.

En McLaren chocó con un joven Hamilton, que le sorprendió con su increíble velocidad para convertirse en un durísimo rival. Al final, Alonso perdió el título ante Kimi Raikkonen.

Ante ese panorama, decidió volver a Renault y dos temporadas después fichó por Ferrari. Pero ni en la escudería italiana fue capaz de levantar otro título: fue tercero en tres ocasiones detrás de Sebastian Vettel.

En 2015 regresó a McLaren, pero el equipo británico se hundió y no ha podido remontar desde entonces. Este año es décimo con 50 puntos antes de despedirse el domingo en Abu Dabi.

Template by JoomlaShine