El “Tiburón” de Barraquilla se impuso en Bogotá con dos goles de ventaja en las semifinales de la Copa Sudamericana

Bogotá.-

Atlético Junior de Barranquilla dio un golpe de autoridad al vencer a  domicilio por 2-0 al también colombiano Independiente Santa Fe este jueves en la ida de semifinales de la Copa Sudamericana, y acaricia el partido por el título del torneo regional.

El ariete Teófilo Gutiérrez convirtió el primer tanto en el minuto 42, tras gambetear al arquero rival en una acción tuvo que ser validada por el videoarbtriaje (VAR), luego de que el juez de línea sancionara un fuera de juego inexistente.

Apenas al regreso del vestuario tras el entretiempo, el lateral Marlon Piedrahita menguó los ánimos de la formación bogotana al concluir con un tiro cruzado una pared del siempre inspirado Jarlan Barrera en el minuto 48. Además, el local Javier López fue expulsado a los 82 al ver la tarjeta roja directa tras el uso del VAR.

El elenco del colombo-uruguayo Julio Comesaña se llevó dos anotaciones como visitante para Barranquilla, donde la serie se definirá el 29 de noviembre en el cotjo de vuelta.

El vencedor de esta llave se enfrentará al ganador del duelo brasileño entre Atlético Paranaense y Fluminense, donde los primeros también llevan una ventaja de 2-0 tras vencer el miércoles en su estadio.

- Ronda de observación -

El primer tiempo en Bogotá pareció una pelea de boxeo que se llevó el combatiente más audaz. Después de un pequeño lapso de observación, Junior saltó a la garganta de su rival como si fuera local, en una plaza que por la altitud y el frío le es históricamente adversa.

Bien organizada y solidaria en el arranque, la zaga del Santa Fe del uruguayo Guillermo Sanguinetti repelió las ofensivas de los tiburones durante más de media hora y obligó a los visitantes a abrir las bandas e intentar fallidamente un par de tiros de media distancia.

Entonces, el combate se tornó intenso en el mediocampo, con imposibilidad de conectar jab alguno hasta que en un momento de lucidez, Jarlan Barrera, ausente en los cuartos de final por sanción, habilitó en un pase fino a Gutiérrez, quien gambeteó al experimentado guardameta Robinson Zapata y empujó el balón hacia el arco vacío. Aunque primero pitó fuera de juego con ayuda de su asistente, el árbitro charrúa Esteban Ostojich consultó el VAR y pronto validó el primer gol de visitante para el 'Tiburón'.

"Tenemos una ventaja amplia, mas en casa hay que liquidar" la serie, dijo 'Teo' a Fox Sports al término del encuentro.

- K.O. -

En el segundo asalto, los barranquilleros regresaron con los colmillos afilados y listos para rematar a un adversario maltrecho y sin inspiración, una falla que en la capital le han cuestionado a lo largo de la temporada a Sanguinetti.

Piedrahita, anotador de un penalti valioso en el juego los cuartos de final ante el argentino Defensa y Justicia, se puso los guantes y noqueó a los leones con un gancho. Un 2-0 en cualquier parte es difícil de remontar, y en el calor y la humedad de Barranquilla, fortín histórico del Junior, suena a utopía.

El lateral derecho aprovechó una pared con el creativo Barrera para rematar cruzado y en plena carrera un disparo que dejó sin oportunidades a Zapata. Su anotación acerca a los suyos a la primera final continental de su historia.

A partir de ese momento Santa Fe se lanzó al asalto del arco rival, más por reflejo que con fuerza en su puño. Pero los cardenales, que estaban invictos en la Sudamericana, se encontraron con un infranqueable Sebastián Viera, quien mantuvo impoluta su portería.

La desesperación llevó a la expulsión directa de López por una violenta falta sobre Barrera, y que provocó una pequeña trifulca en el terreno de juego. En un principio Ostojich le mostró la amarilla pese a los reclamos de los junioristas, pero tras un llamado por el intercomunicador envió al cardenal al camerino.

A pesar de la ventaja obtenida, el imbatible capitán Viera advirtió a sus compañeros sobre el peligro de un exceso de confianza ante Santa Fe, único equipo colombiano en coronarse campeón de la Copa Sudamericana.

"De visitante juega mejor los partidos que de local, así que allá va a ser una guerra", apuntó.- Por AFP

Template by JoomlaShine