Con 16 jugadores que estuvieron en Rusia-2018 esperan llegar lo más lejos posible y estarán debutando éste sábado ante Venezuela

Lima.-  Con la meta de recuperar su identidad de juego, la selección de Perú culminó este miércoles sus entrenamientos en Lima y partió a Brasil a disputar la Copa América, torneo que no gana desde hace casi medio siglo.

El técnico argentino Ricardo Gareca y sus 23 jugadores, entre ellos 16 que estuvieron en el Mundial de Rusia-2018, realizaron su última práctica en la mañana y a media tarde viajaron hacia Porto Alegre, en el sur de Brasil, su sede de concentración.

En el entrenamiento, que incluyó jugadas de balón detenido, se observaron muy activos los delanteros Paolo Guerrero, del Inter de Porto Alegre, Jefferson Farfán, del Lokomotiv de Rusia, y André Carrillo, del Al-Hilal de Arabia Saudita, que sin duda estarán en el once titular.

"Vamos a Brasil contentos de representar a Perú y sin duda tenemos en mente en mejorar lo que hicimos en anteriores ediciones de la Copa América", dijo Carrillo a periodistas.

Gareca buscaba corregir errores en las líneas de ataque y defensa, que quedaron en evidencia en la goleada 3-0 propinada por Colombia a sus pupilos en su último amistoso, el domingo en Lima.

"Vamos a llegar bien al inicio de la Copa, pese a este resultado", prometió Gareca tras la paliza de la selección cafetera.

Con apoyo de un dron

Como los tres rivales en el Grupo A -Venezuela, Bolivia y Brasil- tienen diversos modos de juego, Gareca ensayó varios esquemas tácticos en las prácticas del martes y miércoles, apoyado por un dron que grababa imágenes desde el aire, llegando a probar hasta cinco defensas.

Pocas horas después, el seleccionado partió en autobús hacia el aeropuerto Jorge Chávez, donde fueron vitoreados por decenas de hinchas que vestían camisetas blanquirrojas. El equipo viajó a Brasil en un vuelo chárter.

El exmundialista peruano Jaime Duarte, campeón de la Copa América de 1975 (disputada en varias sedes), advirtió que los demás equipos sudamericanos ya saben cómo juega el cuadro inca.

"Habrán equipos muy poderosos que ya nos conocen y saben cúales son nuestras características", manifestó Duarte, quien jugó en los mundiales de Argentina-1978 y España-1982.

La selección inca, que no gana la Copa América desde hace 44 años, llegará a Brasil con un balance negativo después de Rusia-2018: tres triunfos, un empate y seis derrotas en 10 amistosos en los que anotó 10 goles y encajó 15.

"Obligado a avanzar"

"El equipo de Gareca está obligado a obtener resultados" en Brasil, pues "una pronta eliminación remecería los buenos cimientos del proceso" Gareca, advirtió el periodista deportivo Guillermo Oshiro, del diario El Comercio.

"El objetivo primario será prolongar su estancia en Brasil después de los tres primeros partidos de rigor e instalarse en los cuartos de final como ha sucedido en las últimas ediciones, como mínimo", añadió Oshiro. 

En la Copa América de Chile-2015, el equipo inca terminó tercero (cayó en semifinales ante el anfitrión, que conquistó su primera estrella en ese torneo). En la Copa América Centenario de Estados Unidos-2016, también ganada por Chile, Colombia eliminó a Perú en cuartos de final.

La salida de los defensas mundialistas Alberto Rodríguez, por lesión, y Christian Ramos, por falta de continuidad en su equipo, ha pesado mucho en el rendimiento del combinado peruano.

Para darle mayor solidez al mediocampo, Gareca convocó el martes de emergencia a Josepmir Ballón, de la Universidad Concepción de Chile, tras la marginación del volante Paolo Hurtado, del Konyaspor de Turquía, quien se lesionó en el amistoso con Colombia.

Perú debutará este sábado ante Venezuela en el estadio Arena do Gremio de Porto Alegre. Tres días después jugará contra Bolivia en el Maracaná de Rio de Janeiro, y cerrará la fase de grupos el 22 de junio contra Brasil, en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

Perú ganó en 1939 y 1975 el más antiguo torneo de selecciones del mundo.

Template by JoomlaShine