El mediovolante español jugó su último partido como profesional con el Al Sadd de Irán dónde se despidió como jugador activo. Ahora se preparará como técnico

Teherán.- El mediocampista español Xavi Hernández disputó este lunes en Teherán su último partido antes de retirarse como futbolista y lo hizo con la camiseta del Al Sadd catarí, con el que perdió 2-0 en el campo del Persépolis.

Fue en un duelo de la fase de grupos de la Liga de Campeones asiática, en la que el Al Sadd es líder de su grupo y está ya clasificado para los octavos de final. Con él, el jugador catalán puso punto final a una carrera exitosa de 22 años.

El excapitán del Barcelona, que tiene 39 años, recibió distintos homenajes este lunes con motivo de su último partido.

El Persépolis le regaló una camiseta del club con el número 6, el número del jugador, y los aficionados iraníes le ovacionaron en varias fases del partido.

En las gradas del imponente Azadi Stadium, que tiene capacidad para 100.000 espectadores, estaban apenas 11.000 personas, pese a que el Persépolis acaba de proclamarse campeón de la liga de su país.

Xavi confirmó a principios de este mes, en una carta abierta, que se retiraba al término de esta temporada.

"Ésta es mi última temporada como jugador, pero estoy deseando ver qué me depara el futuro como entrenador", afirmó entonces.

El que fuera uno de los grandes exponentes del juego de toque del Barcelona y la 'Roja' dejó entrever cuál será su filosofía como técnico.

"Mi filosofía como entrenador refleja el estilo que desarrollamos durante muchos años bajo la influencia de Johan Cruyff y de La Masía, y que tiene su máximo exponente en la forma de jugar al fútbol en el Barcelona", escribió entonces.

 

"Superestrella"

Xavi se formó en el Barça, con el que jugó de 1998 a 2015 en la élite, cosechando ocho Ligas españolas, cuatro Ligas de Campeones y dos Mundiales de Clubes, entre otros éxitos.

Con la selección española vivió momentos inolvidables. El título mundial en categoría Sub-20 en 1999 fue el presagio de la era dorada de la Roja, con los títulos encadenados en categoría absoluta en la Eurocopa-2008, el Mundial-2010 y la Eurocopa-2012.

A Catar llegó en 2015 y ha estado en los últimos cuatro cursos con el Al Sadd, con el que se despidió ganando este año la liga de su país.

Sin embargo, la pasada semana el Al Sadd fue goleado 4-1 por el Al Duhail en la final de la Copa del Emir.

"Xavi será un gran entrenador", dijo a la prensa a mediados de mes el actual entrenador del Al Sadd, el portugués Jesualdo Ferreira.

"Creo que el fútbol ha dicho adiós a uno de los mejores jugadores del mundo (...) Fue bonito trabajar con un jugador de la importancia de Xavi", afirmó Jesualdo Ferreira al término del partido de este lunes en Teherán.

El mediocampista español Gabi Fernández, ex del Atlético de Madrid y actualmente en el Al Sadd, homenajeó también a su compatriota, al que llamó "modelo a seguir" y "superestrella".