El equipo de Guardiola se impuso por 4-1 al Brighton y soportó hasta el final la presión del Liverpool que se quedó con el subcampeonato

Londres.-  El Manchester City revalidó su título de campeón de la Premier League inglesa tras su victoria 4-1 este domingo en Brighton (17º) en la 38ª y última jornada, que le permitió llevarse finalmente el apasionante pulso que ha mantenido hasta el final con el Liverpool.

El City, que ha ganado sus catorce últimos partidos en el campeonato, pudo mantenerse con un punto de ventaja (98 contra 97) en la clasificación final sobre el Liverpool, que ganó por su parte 2-0 en Anfield al Wolverhampton (7º), pero que necesitaba también que hubiera tropezado el equipo de Josep Guardiola.

Es el sexto título de campeón de Inglaterra para el Manchester City y el cuarto en la época reciente (2012, 2014, 2018 y ahora 2019), desde que la propiedad del club pasó a manos emiratíes y el equipo dio un salto cualitativo gracias a importantes inversiones.

El City, que ya había conquistado la Community Shield (Supercopa inglesa) y la Copa de la Liga, puede acabar esta temporada con un pleno de títulos en las competiciones nacionales, ya que el sábado 18 de mayo jugará contra el Watford la final de la Copa de Inglaterra.

Su gran decepción del curso fue sin embargo la Liga de Campeones, donde el City tenía depositadas sus mayores esperanzas y donde fue eliminado en cuartos de final por el Tottenham, que será precisamente el rival del Liverpool en la final del gran torneo europeo, el 1 de junio en Madrid.

Los 'Reds' se quedan en puertas del que hubiera sido su decimonoveno título de campeón de Inglaterra y el primero desde 1990, antes de que el campeonato pasara a denominarse Premier League.

21 minutos cómo campeón

Durante 21 minutos de este domingo, el Liverpool se sintió virtualmente campeón, cuando se había adelantado 1-0 en la primera parte y el Brighton también se puso provisionalmente con el mismo resultado a favor ante el Manchester City, que remontó luego con tantos de Sergio Agüero y Aymeric Laporte.

Desde el tanto del francés en el minuto 38, el City se mantuvo por delante en el marcador, luego fue ampliando su ventaja y terminó conquistando sin más apuros el título liguero.

Con los dos partidos disputándose de forma simultánea, el Liverpool fue el primero de los dos candidatos al título en marcar, al adelantarse en el 17, cuando un pase desde el lateral de Trent Alexander-Arnold fue rematado libre de marca por Sadio Mané desde la frontal del área pequeña, para poner a placer el primero en el marcador.

Ese resultado obligaba al City a ganar en Brighton, ya que un empate no le hubiera servido para ganar el título.

El Brighton, que no se jugaba nada al tener la permanencia ya asegurada, llegó incluso a adelantarse con un gol de cabeza de Glenn Murray (27) al rematar un saque de esquina.

El City necesitaba entonces dos tantos y se fue en busca del objetivo.

El empate llegó en el 28, cuando David Silva cedió de tacón en el área para el argentino 'Kun' Agüero, que quedó cara a cara con el arquero, sin mucho ángulo, y envió un tiro cruzado directo al fondo de la portería local.

En el 38, el City volvió a ponerse virtualmente como campeón al adelantarse en el Falmer Stadium con un remate de cabeza de Laporte en un córner sacado por el argelino Riyad Mahrez, que dio luego la tranquilidad del tercero a los suyos con un disparo desde fuera del área, en el 63.

El cuarto y definitivo lo firmó en el 72 el alemán Ilkay Gündogan de falta directa.

Mientras, en Anfield seguía el triunfo 1-0 del Liverpool, pero las noticias que llegaban desde Brighton convertían su esfuerzo en inútil, igual que el segundo tanto de Mané para el 2-0 definitivo ante el Wolverhampton, ya en el 81.

Tottenham, cuarto

El otro punto caliente de la jornada inglesa estaba en el cuarto puesto.

Con Manchester City, Liverpool y Chelsea ya con billete para la Champions, el último boleto fue para el Tottenham, que empató 2-2 con el Everton (8º), lo que le bastó para asegurar el cuarto puesto.

El Arsenal (5º), que había cumplido ganando 3-1 en Burnley (15º) con un doblete de Pierre-Emerick Aubameyang, se conforma de momento con una plaza para la próxima Europa League, pero puede lograr una de Champions si gana el miércoles 29 la final de la actual Europa League contra el Chelsea.

Aubameyang y Mané, con sus dobletes infructuosos para sus equipos, pudieron al menos alcanzar a Mohamed Salah (Liverpool) a 22 tantos y finalizar junto a él en lo alto de la tabla de goleadores final.

Template by JoomlaShine