Posterior al empate entre Uruguay y Venezuela, el estratega criollo habló con los representantes de los medios de comunicación presentes en el estadio de El Teniente en Rancagua.

Rancagua.- El seleccionador nacional Rafael Dudamel analizó mediante una rueda de prensa, el resultado de la primera jornada del Hexagonal Final del Sudamericano sub-20.

“Los notaba enfocados, tranquilos y así jugaron. Entendieron muy bien las fortalezas de un gran equipo como Uruguay y respondimos muy bien, sobre todo en el primer tiempo”, expresó.

El zaguero y capitán de este ciclo de la Vinotinto sub-20, Christian Makoun, fue el encargado de darle apertura al marcador durante el minuto 9 del primer tiempo.

“Luego del gol a favor con la anotación de Makoun a pelota quieta, el equipo se mantuvo firme y se fortaleció. Supo cerrar el primer tiempo con autoridad y criterio, controlando todas las acciones”, afirmó.

No obstante la etapa de complemento fue Uruguay quien controló el ritmo hasta que cayó el empate. “El segundo tiempo fue más intenso como lo esperábamos, cuestión de detalles. Ellos con más garra que fútbol se acercaron al partido”, expresó Dudamel.

Aun así, el oriundo de San Felipe indicó sentirse tranquilo debido al punto obtenido y que aún restan otros cuatro compromisos. “Esto es punto a punto, de detalles. En líneas generales ha sido un justo resultado por lo hecho en el primer tiempo y el rival en el segundo. El partido ha sido muy atractivo y de alto nivel”, aseguró el estratega.

 

División de honores

Uno de los puntos altos para los dirigidos por el entrenador Fabián Coito, fue el trabajo realizado por las bandas, mismo que no permitió el pleno desenvolvimiento de algunos jugadores en cancha.

“Démosle un poco de valor a los laterales del equipo rival, al igual que también lo tuvo Navarro y Bonilla. De eso se trata, mirar los lugares por donde más podemos vulnerar al rival, pero hoy tenemos que reconocer que por banda trabajaron muy bien”, explicó.

La selección nacional tuvo la posibilidad de controlar el ritmo del partido durante el primer tiempo, aún más con el marcador a favor.

“En el primer tiempo tuvimos un poco más de oportunidades, de mayor participación de Vargas y Sosa. Cuando los extremos son sometidos a la banda, me toca revisar que tal la participación de nuestros interiores, creo que ahí podemos ser mejores”, comentó.

Es por esto que el estratega asegura que el marcador manifestó lo que se ejecutó en cancha por parte de ambos equipos. “Fue un partido muy parejo, muy táctico, de detalles. Cada uno aprovechó 45 minutos y por eso el empate me parece que es justo”.

 

Necesidad de triunfos

Luego de llegar al Hexagonal Final con una victoria en el último partido de la Fase de Grupos sobre Paraguay por la mínima, la selección celeste quería comenzar a sumar punto rápidamente.

“La necesidad de Uruguay por estar abajo en el marcador, también les obligó a ellos a poner una velocidad más, que nosotros no pudimos controlar. Esto le llevó a tener ventaja a Uruguay”, expresó.

Ahora el combinado criollo deberá pensar en su próximo rival a disputar el día viernes 1 de febrero ante Brasil, igualmente en el último turno de la jornada.

“Quisiera uno controlar todo como en el primer tiempo pero es imposible. Hemos jugado contra un buen rival, hay que destacarlo y reconocerlo. Tenemos que tomar los correctivos necesarios para que el próximo partido estemos más fino”, dijo.

 

Antecedentes

Los anteriores enfrentamientos entre las selecciones de Venezuela y Uruguay en la categoría sub-20, desde los Sudamericanos hasta el pasado Mundial de Corea del Sur en 2017, le ponían un toque extra al compromiso.

“Este tipo de partidos y sus antecedentes los hace muy intensos por la característica del rival. Se juegan 90 minutos, pero se comienza desde antes y hasta después”

Sobre esto Rafael Dudamel aclaró que en este tipo de partidos no sólo se disputa lo que vendría siendo el resultado, sino que también se juega por el honor y la dignidad.

“Dentro de la cancha podemos perder, ganar o empatar y será el resultado del accionar de los jugadores. Fuera de la cancha está el respeto, orgullo y dignidad y estamos para hacernos respetar”, cerró. - Prensa Vinotinto