Sábado, 16 Noviembre 2013 23:14

Aproximación cultural a la comunidad de Manak-Krü, etnia Pemón

 
Valora este artículo
(0 votos)

Fabiola Mendoza

La etnia Pemón es una de las más importantes de nuestro país, la mayor parte de la población pemón está establecida en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar. Aún prevalecen costumbres, bailes, cantos, rituales, bebidas y artesanía, propias de los pemones. En esta oportunidad, se hará énfasis en un aspecto importante de la comunidad de “Manak-Krü”, este es: la oralidad.

Aproximadamente hace 77 años; es decir, en el año 1936, Manak-Kru fue constituida legalmente como comunidad, aunque sus primeros pobladores aparecieron en el año 1917. Al principio, esta comunidad estaba constituida por un caserío de aproximadamente 8 familias, con pequeñas viviendas distantes. A las primeras 6 familias le cedieron ganado, casa y conuco para su sustento. Recibieron influencia de los brasileños, quienes difundieron la religión adventista de los guyaneses con la religión evangélica y más tarde de los capuchinos catalanes; recibieron una influencia bastante relevante de los capuchinos catalanes quienes insertaron la religión católica y otras variantes para la economía como la agricultura, la ganadería y otros oficios que levantaron una sólida comunidad.

En cuanto a la oralidad podríamos afirmar que es el medio para expresar sentimientos a través de diversas manifestaciones como los mitos, leyendas y chistes propios de la cultura Pemón. Por ello, presentaremos un pequeño listado de algunas palabras en lengua pemón:

Pan-kac: cernidor, instrumento para colar la yuca cuando se prepara el kachire.

Kanaupare: paleta.

Parichará: baile realizado por los abuelos vestidos con tejidos de moriche.

Turuy: tambor.

Taparas: totumas elaboradas como utensilios de cocina.

Esenupak: estudiante.

Katuruk: luna.

Kalkuce: tigre.

Arimara: perro.

Kachiré: bebida de yuca y batata.

Tumak: ajicero.

Wacupe me day wuiri: mujer bonita.

Pichau: variedad de tamaño.

Veamos, ahora, otras expresiones de oralidad pemona:

Chistes: ellos poseen muy pocos chistes, entre los cuales se puede mencionar el siguiente: “Un tigre caza un monito, el tigre no pudo cazar al mono, el mono nunca me va a cazar, y dijo le picho a la rana, viene el tigre bravo y viene el tigre y zumbó al pobre sapito, buscó la manera de llegar a su trono, el tigre quedó paralizado y un viaje de sapos rodearon al tigre, los sapos lo acosaron, y el tigre dijo me rindo yo tengo trono, al sapo le dieron una medalla y el tigre que se quería comer al mono se estrelló”.

Mitos: poseen mitos, entre los cuales se puede mencionar el Mito del Cerro Katui Tupai: “Cuando hay media luna le llega a la mujer la menstruación. En sus casas se meten y se amarran una cinta roja en la muñeca, y si no lo hacen le puede salir un hijo defectuoso”.

La oralidad, entonces, forma parte fundamental en la enseñanza del pemón puesto que El objetivo principal en esta cultura es el desarrollo de las habilidades cognitivas, físicas y espirituales de los miembros de la comunidad. Su patrón de educación responde a las exigencias del medio donde habitan y el pemón forma a sus descendientes para que conozcan el mundo, servirle y defenderse de él. La meta final es formar un hombre íntegro en saber y hacer; por esta razón, la educación de los pemones tiene su raíz en el aprendizaje y la evolución del lenguaje; por lo tanto, estas enseñanzas la inculcan los padres y abuelos a las nuevas generaciones.

--oOo--

Escritores en su tinta

Ángel Gutiérrez

Gustavo Valle es un escritor venezolano, autor de los poemarios Materia de otro mundo (2003) y Ciudad imaginaria (2005). Además, es creador del libro de crónicas de viajes La paradoja de Itaca (2006); fue ganador de la bienal de novela Adriano González León, y del Premio de la Crítica a la mejor novela publicada en Venezuela con su obra “Bajo tierra” en el 2009. Actualmente, reside en la ciudad de Buenos Aires. Leamos, a continuación, un poema dedicado a nuestra ciudad capital.

Caracas no existe

Yo no juzgo a Caracas eterna como el agua y el aire

Habrá que preguntarles a las palomas de la Plaza Bolívar

a los facundos limpiabotas de las torres de El Silencio

a los taxistas acalorados en las cabinas de los Dodge Darts

a los buhoneros, a los prósperos diputados que salen del Capitolio al mediodía

rumbo a los restoranes, a las amas de casa que regresan de las compras

y han oído en la radio noticias tremendistas

Habrá que preguntarles si Caracas es una ciudad o sólo un paisaje

La puesta en escena del mejor romanticismo

donde sultanes, odaliscas, turbantes, rubíes

juegan bajo los techos de un harem extravagante

metido a mil metros de altura frente al mar Caribe

Habrá que preguntarles a los ancianos

que ejercitan su memoria en los bancos de la plaza

a los chicheros que baten su caldo con canela

a los perros callejeros que musicalizan las noches del revólver

a los zamuros que sobrevuelan en círculos

y dibujan sobre las cabezas sombreros taciturnos

Habrá que preguntarles a todos ellos si Caracas es una ciudad

O solamente una idea.

@agape270984

--oOo--

C4CIELA2

Flash de nuestro ayer

Diego Rojas Ajmad

El flash de hoy nos lleva de paseo a una polvorienta y solitaria Plaza del Hierro, ubicada en Puerto Ordaz, en el año de 1985. Observen que aún no existe el Centro Comercial Alta Vista.

@diegorojasajmad

Visto 9290 veces Modificado por última vez en Sábado, 16 Noviembre 2013 23:40

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Edgarlis Peñaloza, de un año, y Ángel Grillet, de tres meses, son las nuevas víctimas del hambre. Con ellos, son seis los bebés qu...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...