Sábado, 14 Octubre 2017 00:00

Eyes Wide Shut: el último golpe de Kubrick a la sociedad

  Rodolfo Pereda
Valora este artículo
(0 votos)

Stanley Kubrick nunca fue indiferente al momento de establecer sus opiniones sobre la sociedad en sus películas. Rodolfo Pereda analiza su último filme: Eyes wide shut.

Rodolfo Pereda

Eyes wide shut –Ojos bien cerrados- es una película del director Stanley Kubrick, estrenada en 1999 y protagonizada por Tom Cruise y Nicole Kidman. A pesar de que aparenta tener una temática llena de drama, también se involucra el suspenso y el misterio.

El contenido es bastante denso, repleto de mensajes subliminales. Específicamente relacionados con la sensualidad y tentación, la situación de pareja y problemas sociales de la clase alta principalmente.

La trama se centra en la inestabilidad de una pareja, donde la mujer llama la atención de su marido dejándose seducir y provocándole celos, mientras que él busca una escapatoria a través de nuevas aventuras.

Podemos observar el prototipo de la ´pareja perfecta´ arruinándose por los placeres y engaños. Alice representa la mujer contemporánea, poco reservada y llena de lujuria. Sin pudor ante la masculinidad atractiva. Indiferente a la opinión de la sociedad. Bill representa el hombre de grandes cualidades. Médico adinerado, buenmozo, casado con una de las mujeres más hermosas, con una familia establecida. Lamentablemente es de los hombres que nunca tiene suficiente y se deja tentar constantemente por mujeres y nuevas experiencias, lo cual lo aleja de estar en una relación estable.

Cada elemento de sensualidad o tentación se representa a través del color rojo. Escenas como la entrada del edificio donde habitaba una prostituta que le ofrece placer a Bill o el sofá donde se encontraba drogada la acompañante del amigo millonario Ziegler.

El guión está diseñado para transmitir mensajes claros. En varias ocasiones podemos ver a Bill utilizando su carnet de médico, que lo dota de ciertos privilegios, para lograr sus metas. Esto da un claro mensaje de cómo las personas manipulan a otras con tan solo lucir un atuendo o tener una buena apariencia. También se muestra que las facilidades que le da tener mucho dinero lo lleva a caer en los vicios, incluyendo el soborno en par de ocasiones y la desatención a su relación.
Uno de los mensajes sociales más claros que se muestra es la fachada de la clase alta. El sexo, las drogas, las mentiras, el soborno y la manipulación adueñados de todas las personas adineradas.


Trailer de Eyes Wide Shut (1999, Stanley Kubrick)

El título nos permite entender que los personajes tienen los ojos cerrados ante su realidad. Los millonarios aparentan elegancia mientras se hunden en la infidelidad y las drogas. Las parejas perfectas se pierden en el olvido y la indiferencia mientras juegan a la lujuria y al egocentrismo. Los profesionales presumen de ética mientras la destruyen sin darse cuenta. Los negociantes que lo dejan todo por el dinero.

Lo más resaltante es la inclusión de una especie de secta de enmascarados. Se humilla a la mujer y se le representa como un objeto de entretenimiento y de valor monetario y sexual. Es una de las pocas películas donde se pueden presenciar varias escenas llenas de lujuria generando misterio y desconcierto.

A todos estos elementos se les incluye soundtracks de música clásica, el cual es el género predominante junto con el Jazz, que le dan toque de elegancia y, a la vez, de suspenso, por el contexto en el cual se utiliza el género. No están enlazados a reuniones y eventos comunes, sino a momentos de vicio, lujuria, sexismo y misterio.

El último mensaje lo da Alice. Después de enterarse de las raras aventuras de su marido, después de tantas noches desolada, después de tanta molestia generada. La solución al problema: sexo. Aparenta ser un círculo vicioso. Las parejas que creen poder solucionarlo todo con el acto carnal mientras se mueren por dentro.

Es cierto que el largometraje tiene la capacidad de captar a aquellas personas interesadas en entender los trasfondos de las escenas. A las personas que les gusta ir más allá. Pero también podemos creer que no es llamativa para todo el público, ya que la lentitud de las escenas puede generar aburrimiento o distracción.

Para poder analizarla se deben tener conocimientos previos que muchas personas no manejan. Se debe tener paciencia e incluso es recomendable observarla un par de veces antes de emitir una opinión. El trabajo de Kubrick fue bastante elaborado y detallado.

Visto 1252 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Octubre 2017 23:57

El excantante y bajista de PInk Floyd, durante su gira Us + Them, en Estados Unidos, alertó el peligro que representa el magnate y...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...