Jueves, 12 Octubre 2017 00:00

Baby Driver, el musical de la acción

  Virginia Rubiano
Valora este artículo
(3 votos)

La música y la acción se conjugan en un filme dinámico y lleno de adrenalina. Virginia Rubiano nos cuenta qué encontraremos en Baby Driver.

Virginia Rubiano

Baby Driver cuenta la historia de un joven que, tras sufrir un accidente de tránsito de niño padece de tinnitus, una enfermedad que provoca un zumbido constante en los oídos. “Baby” tiene como protagonista en su vida un iPod con una banda sonora que le ayuda a bloquear su condición y va dictándole el camino para ser el mejor en lo que hace: transportar ladrones en auto para realizar los robos y huir.

Este largometraje llevaba en la mente del director Edgar Wright más de una década. Es en esencia una película de acción, que en ocasiones da la sensación de ser un videoclip de un popurrí seductor e incitante con autos, que evoca a las mejores persecuciones de los últimos quince años, reales, puras, sin tanto esfuerzo digital ni pantalla verde que den la percepción de algo que por su naturaleza sería imposible.

El romance entre el personaje principal, que es la música, y Baby quién es interpretado por Ansel Elgort, se ve reflejado en secuencias llenas de coreografías y mímica, que cuentan con un montaje exquisito que lo potencia y le da el sentido necesario.

Wright ya pudo demostrar en una anterior ocasión su pasión por los autos y los choques a toda velocidad en 2007, con su película Hot Fuzz, sin embargo, Baby Driver parece ser la clave para ponerlo en la mira del público, logrando un resultado extraordinario rompiendo expectativas.


Trailer de Baby Driver (2017, Edgar Wright) 

“¿Fue lento?, retardado significa lento, y si no fue lento, no suena retardado para mí”, dice Kevin Spacey como Doc, quien sin miedo alguno se atreve a interpretar un guión lleno de sarcasmo y momentos de tensión casi todos causados por él, que recuerda a las mejores secuencias de su papel como el “presidente mafioso” Frank Underwood en House of Cards.

Jamie Foxx como Bats, teniendo momentos sobresalientes, con insultos y actitudes que, aunque pesadas, no te obligan a sentir rechazo ante su personaje. Pero sin duda es Elgort, quién cuenta con un oído privilegiado, pues es cantante, dj y un excelente bailarín, el que sirve de medio perfecto para interpretar cada canción ante el público.

Aunque la historia recuerda un poco a algunas misiones del famoso videojuego Grand Theft Auto y carece por momentos de lógica y explicación, pues hay un vacío en el “por qué” de estas, las persecuciones llenas de realidad, con un soundtrack que transmite adrenalina y personajes carismáticos que en cualquier momento se vuelven atroces, hacen de ésta una experiencia rica en sentidos.

Un soundtrack que le da la bienvenida a tus oídos con canciones como “Bellbottoms” de The Jon Spencer Blues Explosion y que pasa por clásicos como “Easy” de Commodores, todas en momentos tan exactos que logran argumentar por completo su participación como parte de la musicalización de la película.

Un largometraje intenso, visceral y excitante, con un estilo único, que entretiene y vuelve posible que cada vez que la veas te ofrezca algo distinto, con unos diálogos que se acoplan entre las canciones y que entrega una versión diferente de disfrutar la acción.

Visto 1307 veces

El excantante y bajista de PInk Floyd, durante su gira Us + Them, en Estados Unidos, alertó el peligro que representa el magnate y...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...