Viernes, 23 Diciembre 2016 00:00

La redención católica de Martin Scorsese

  José Manuel Guzmán
Valora este artículo
(0 votos)

Muchos discutirían -con razón- que el uso de la música y el balance entre majestuosidad y violencia son la clave del legado del director. Sin embargo, en sus 53 años de trayectoria, su objetivo ha sido único y arraigado en Cristo.

José Manuel Guzmán

El pasado 29 de noviembre, el director estadounidense Martin Scorsese se reunió en el Vaticano con el Papa Francisco en una visita “muy cordial”, de acuerdo a las autoridades de la Iglesia. El encuentro ocurre 28 años después de que el filme del director, “La Última Tentación de Cristo”, causara un boicot por parte de la comunidad religiosa.

Protestas, denuncias y piquetes promovidos por radio estaciones y empresas filmográficas cristianas, obligaron a que cesara la proyección de la película en aproximadamente tres mil quinientas salas de cine. Incluso un año después de su estreno, el -para entonces- gigante de la renta de filmes Blockbuster declinó tener la cinta VHS en sus tiendas.

Esto no le impidió al viejo Martin ser nominado en la categoría de “Mejor Director” en los Oscars por su trabajo en la adaptación de la novela, que por cierto, le resultó en censura del libro y excomulgación del catolicismo al autor, el griego Niko Kazantzakis.

En el último acto de la película, cuando es crucificado, el Diablo tienta a Jesucristo con una vida mortal con la prostituta Magdalena, adornada por escenas de sexo, matrimonio e hijos. Es el tipo de culpa y cuestionamiento católico que Scorsese transmitió desde su opera prima, “Who’s That Knocking At My Door?” (1967).

Trailer de Who’s That Knocking At My Door?

En la película, Harvey Keitel hace el papel de un italoamericano neoyorquino que vive una lucha interna y externa al enterarse que su prometida, con quien rechazó en repetidas ocasiones tener sexo para conservar su virginidad hasta el matrimonio, fue violada por un exnovio.

Es una crisis existencial que guarda semejanzas a la que seis años después, el mismo Keitel interpretaría en “Mean Streets” (1973), donde se ve dividido entre su devoción al catolicismo y su ascenso en la mafia de Nueva York.

No es solo la descendencia italiana que evalúa su religión en los filmes del director. El sacerdote Vallon, defensor de los inmigrantes, y el cabecilla del crimen organizado Frank Costello, luchan, cada uno a su manera violenta, de conseguirles el lugar merecido a los irlandeses-americanos católicos en suelo estadounidense, en “Pandillas de Nueva York” (2002) y “El Infiltrado” (2006), respectivamente.

Tampoco es casualidad que la Gran Manzana sea el ambiente donde se desarrollan gran parte de los trabajos de Scorsese, ya que ahí fue donde nació y se crió, corriendo por sus venas sangre directo desde Sicilia, Italia. Su entrada a un seminario a los 14 años de edad fue una muestra de su compromiso con volverse sacerdote.

Pero en el cine, el hombre de anteojos grandes y cuadrados, cabello blanco y cejas negras, encontró la manera perfecta de honorar su religión, su ciudad, Italia y el resto de inmigrantes que, como sus antepasados, arribaron a la “tierra de las oportunidades” a influir en la cultura.

El motivo por el que Scorsese, su esposa y dos hijas fueron recibidos en el Vaticano, fue la proyección de su nueva película “Silence”, en una Universidad Pontificia, ante 300 sacerdotes, previo al estreno.

La cinta, un proyecto con el que el director ha estado obsesionado por los últimos 27 años, narra la historia de dos misioneros jesuitas portugueses del siglo XVII que viajan a Japón para encontrar a su mentor.

El Papa Francisco es jesuita y fue misionero en su juventud, siendo Asia el continente que lo motivó. Uno de los países en los que fue censurada “La Última Tentación de Cristo” fue en Argentina, tierra natal de la máxima autoridad de la Iglesia.

Es un punto de inflexión para Scorsese: todas las piezas están en orden para consagrar un proyecto que parece ser el anhelo de una vida entera.

Trailer de Silence

Visto 1407 veces

Edgarlis Peñaloza, de un año, y Ángel Grillet, de tres meses, son las nuevas víctimas del hambre. Con ellos, son seis los bebés qu...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...